El S&P Merval cayó fuerte afectado por desplome de commodities

Finanzas

El índice líder de BYMA perdió un 2%, a 63.562,99 puntos, acompañando la tendencia de las plazas regionales dada la caída en los precios del petróleo, y también de la soja, en un contexto local expectante a alianzas políticas de cara a las próximas elecciones legislativas.

Los activos argentinos cerraron con fuertes bajas este martes, acompañando la tendencia de la plaza de Brasil, dada la fuerte caída en los precios del petróleo, tras máximos en años, y de la soja, que también condicionaron la performance de los bonos en dólares, con lo cual el Riesgo País volvió a superar los 1.600 puntos.

En un contexto local expectante a las alianzas políticas de cara a las próximas elecciones legislativas, el índice accionario líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cayó un 2%, a 63.562,99 puntos, luego de acumular una mejora del 4,5% en las últimas dos sesiones.

Las bajas más importantes del día las sufrieron las acciones de Banco Macro (-4,9%); Telecom (-4,2%); Cresud (-3,9%), e YPF (-3,6%). En cambio, lo mejor del día correspondió para Holcim (+4,5%); Comercial del Plata (+3,5%) -que ya acumula un alza del 32,6% en lo que va de julio, tras la compra junto a Compañía General de Combustibles (CGC) de la petrolera Sinopec Argentina-; y BYMA (+1,2%).

Del total de $3.694 millones negociados en renta variable, el 75% se lo llevaron los Cedears, donde se destacaron, entre los más operados, las subas de Amazon (+2,9%) - en el día en que Jeff Bezos dejó su cargo como director ejecutivo luego de 27 años -, de Barrick Gold (+1,2%), y de Apple (+1%); y los derrumbes de United States Steel (-6,6%); de Petrobras (-6,1%); y de Vista (-5,6%).

La merma del panel líder de BYMA se dio en sintonía con el retroceso del Bovespa de Brasil, que perdió un 1,4%, afectado por la caída en los precios del petróleo (-3,4%) y de la soja (-6,3%), pero también por las continuas preocupaciones de los inversores ante escándalos de corrupción. Además, el real cayó más de un 2%.

El petróleo se hundió tras haber alcanzado nuevos máximos en siete años, después de que los miembros de la OPEP cancelaron una reunión porque los principales productores no pudieron llegar a un acuerdo para aumentar la oferta.

Por su parte, la soja, al igual que el maíz y el trigo, se desplomaron debido a un clima mayormente húmedo en EEUU que beneficia a las siembras, pero perjudica a los precios. Todo esto en un contexto global de fortaleza del dólar, ya que los inversores no descartan un posible giro más agresivo de las minutas de la Fed, que se conocerán este miércoles, lo que debería proporcionar mayor impulso a la divisa.

"Con un índice dólar más firme (+0,3%) y datos económicos más débiles en EEUU, los commodities volvieron a sufrir el desarme del ‘reflation-trade’", comentaron desde Porfolio Personal Inversiones.

En Wall Street, por su parte, las acciones argentinas terminaron con mayoría de bajas, en una jornada en la que el Dow y el S&P 500 cayeron hasta 0,6% (cortando una racha de 7 sesiones consecutivas al alza), ya que los inversores recogieron ganancias en algunos de los sectores más vinculados al crecimiento económico, mientras que el Nasdaq subió hasta alcanzar otro récord de cierre.

adrs rava 6 de julio.jpg

Las pérdidas de los ADRs argentinos fueron lideradas por Tenaris (-4,8%); YPF (-4,1%); Vista (-4%), y Edenor (-3,5%). A salvo y mostrando signos positivos, permanecieron los activos de Loma Negra (+2,7%); IRSA (+1,6%); y Globant (+1,1%).

Argentina celebrará en noviembre comicios de medio término, y este fin de semana se aguarda un encuentro del ministro de Economía Martín Guzmán con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la cumbre del G-20, para tratar de avanzar en la renegociación de deuda por unos 45.000 millones de dólares.

"Crecen las preocupaciones entre los inversores respecto al post comicios ya que no sólo los desequilibrios 'macro' se habrían acentuado, sino que además quedaría pendiente el clave acuerdo con el FMI, todo lo cual obligaría a la política a mostrar con mayor claridad sus cartas respecto a la 'hoja de ruta' planificada a futuro", comentó un especialista.

Bonos en dólares y en pesos

En el segmento de renta fija, los bonos soberanos en dólares cedieron hasta un 1,5% (Global 2035), donde el título referencial Bonar 2030 cayó un leve 0,1%.

Por su parte, los títulos en pesos ajustables por CER operaron levemente tomadores, sobre todo en el tramo medio y largo de la curva, con alzas de hasta el 0,4%. "Estuvo bastante `pesado` el tramo 2022 de la curva, aunque luce atractivo en términos de tasa. Otra vez observamos demanda en los BOTEs largos, en la medida en que algunos jugadores están buscando tasa fija larga especulando con un ritmo de inflación menor al previsto", dijeron desde una mesa de operaciones.

A su vez, la deuda soberana dólar linked operó con subas de 0,1% para el T2V1 y 0,4% el TV22, por lo que volvió a aumentar el spread entre ambos (760bps), tras la significativa compresión durante la segunda mitad de junio. "Creemos que los inversores que requieren la cobertura al tipo de cambio oficial irán lentamente swappeando el bono corto por el TV22. A medida que se acerquen las elecciones, la demanda por cobertura aumentará", sostuvieron analistas de Porfolio Personal.

En la primera licitación del segundo semestre, el Ministerio de Economía logró captar más de $46.200 millones mediante la reapertura de dos Ledes (S29O1 y S31D1), la Lepase SO291 y dos Lecer (X31D1 y X30J2), monto que representa casi el 17% de los vencimientos totales del mes, concentrándose el grueso de la demanda en la lede de octubre, que cortó a una tasa del 38,99% TNA. De esta manera, comenzó el mes con un financiamiento neto cercano a los $38.100 millones.

Finanzas dejó afuera el 40% de las ofertas recibidas para evitar pagar una mayor tasa. El 75% de lo colocado correspondió a dos letras a tasa fija y otra ajustable a la tasa de Pases Pasivos del Banco Central (BCRA). En estos instrumentos Finanzas convalidó una leve baja en la tasa, que se ubicó casi en el 39% para los dos títulos con vencimiento en octubre, y en el 40,39% para la letra a diciembre.

Riesgo país

Por último, el riesgo país de Argentina medido por el banco JP.Morgan subió un 1,1%, a 1.607 puntos básicos, niveles máximos desde mediados de mayo.

Dejá tu comentario