Mercado operó con nerviosismo y volatilidad: rebotó S&P Merval, pero subió Riesgo País

Finanzas

El índice líder de BYMA rebotó 1,6% a 79.738,13 unidades, revirtiendo la tendencia de la primera parte de la jornada. En Wall Street, los ADRs cerraron dispares, tras un inicio netamente bajista. En tanto, los bonos en dólares operaron con altibajos. "Hubo mucha sensibilidad y volatilidad al ritmo de las señales sobre la crisis política", dicen en el mercado.

Tratando de mensurar los alcances y efectos de la crisis política en el seno del Gobierno, el mercado financiero local operó este jueves en medio de un clima de nerviosismo y marcada volatilidad, luego de la presentación de renuncias de varios ministros a días de la dura derrota electoral en las primarias legislativas. Por un lado, la bolsa porteña revirtió la tendencia bajista de las últimas jornadas y logró cerrar la rueda en terreno positivo, mientras que los bonos en dólares retornaron a la senda negativa, lo que se tradujo en una leve alza en el Riesgo País.

De la mano de fuertes apreciaciones en acciones energéticas, y a contramano de Wall Street, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) subió 1,6% a 78.738,13, tras llegar a caer 2,7% en el inicio de la jornada. "Hubo mucha sensibilidad y volatilidad al ritmo de las señales sobre la crisis política", describieron en el mercado.

El presidente Alberto Fernández, que por el momento no aceptó ninguna renuncia, dijo el jueves en su cuenta de Twitter que "la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente", donde agregó que "la coalición de gobierno debe escuchar el mensaje de las urnas y actuar con toda responsabilidad".

Entre las acciones que lideraron los avances del día aparecieron Transener (+8,6%); Transportadora de Gas del Norte (+8,5%); Central Puerto (+6,7%); y Edenor (+5,7%).

En Wall Street, por su parte, las principales subas de la jornada las encabezaron los papeles de Edenor (+6,8%); Central Puerto (+6,4%); y Pampa Energía (+2,9%).

En medio de otra agitada semana, el ministro de Economía Martín Guzmán, señalado por algunos kirchneristas como uno de los responsables de la derrota electoral del oficialismo en la PASO, logró presentar en la medianoche del miércoles el proyecto de presupuesto 2022, que contempla un PBI con alza de 4%, inflación del 33%, tipo de cambio mayorista a diciembre de 131,1 por dólar, déficit fiscal de 3,3% y un acuerdo con el FMI, punto de discrepancia en la coalición gubernamental.

En la bolsa de Nueva York, el S&P 500 cerró ligeramente a la baja este jueves, reduciendo las pérdidas en las últimas operaciones después de que unos datos de ventas minoristas inesperadamente fuertes pusieran de relieve la fortaleza de la recuperación económica de Estados Unidos. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 63,07 puntos, o 0,18%, a 34.751,32 unidades; el S&P 500 perdió 6,95 puntos, o 0,16%, a 4.473,75 unidades, y el Nasdaq Composite sumó 20,40 puntos, o 0,13%, a 15.181,92 unidades.

Bonos y Riesgo País

El mercado de deuda, por el contrario, reaccionó a la baja este jueves, tras los avances observados en la jornada previa, ya que los ruidos dentro del oficialismo, detonados tras el duro resultado que dejó las PASO, abren un escenario cuyo alcance e implicancias resultan aún desconocidos, dicen en el mercado. Los globales 2041 y 2046 lideraron las bajas, al ceder cerca de 1%.

Por su parte, el Riesgo País argentino elaborado por el banco JP.Morgan repuntó 0,4% a 1.496 unidades, frente a una caída de 100 unidades intrahoraria anotada el lunes tras el resultado electoral, a menos de 1.440 puntos.

A su vez, los bonos en pesos ajustables por CER volvieron a bajar en todos sus vencimientos, con pérdidas en torno al 0,8%. En tanto, la deuda soberana dólar linked estuvo demandada, subiendo 0,3% el T2V1 y 0,6% el TV22.

En medio de la tensión política y su impacto sobre lo financiero, el Tesoro captó $21.900 millones en la licitación de Letras, y logró cubrir todos los vencimientos en moneda local de la semana. Tomó $7.400 en la Lede de enero 2022 a una tasa del 40,48%, $3.000 millones en la Lecer de abril 2022 al 3,48%, y $11.500 millones en la Lecer de julio al 4,01%. Es decir que el 34% de la colocación correspondió a una letra a tasa fija (Lede), mientras que el 64% restante fue por instrumentos indexados por inflación. A su vez, recibió 310 ofertas y adjudicó apenas un poco más de la mitad del monto total ofertado por los inversores.

Agentes financieros señalaron que el volumen en general de los negocios fue reducido dada la celebración del 'Yom Kippur', la fecha más sagrada del calendario judío y que provoca la ausencia de operadores y ahorristas.

Temas

Dejá tu comentario