Semana clave: se aceleran las negociaciones con el FMI

Desde hace días se nota una intensa actividad entre los funcionarios del Palacio de Hacienda y los técnicos del Fondo. Podría haber novedades antes del fin de semana.

“Hay indicios de que se podría llegar a la brevedad a un acuerdo con el FMI”, comentan en los pasillos de la Casa Rosada. Algunas señales podrían confirmar esta versión, desde hace días se nota una intensa actividad entre los funcionarios del Palacio de Hacienda y los técnicos del Fondo.

Más allá que desde el viernes y, sin interrupciones, hubo contactos con la misión del organismo, se observa en que, en el Ministerio de Economía se trabaja contrarreloj para acordar un programa. Cabe señalar que la Carta de la Intención, que es el primer paso significativo de un nuevo programa, demanda la elaboración de numerosa información.

El entusiasmo de algunas áreas en el Gobierno lleva incluso a estimar que el anuncio podría darse antes de que culmine la semana. El próximo viernes el país debe afrontar un vencimiento con el Fondo por u$s731 millones que, en caso de llegarse a un entendimiento, podría ser refinanciado en el marco de un nuevo programa, según se especula.

En tanto, en el mercado se toma con cautela el trascendido de que avanzan las negociaciones ya algunos especulan que obedece a una intención de calmar la suba del dólar.

Cabe recordar que este martes, la subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath afirmó que “estamos trabajando muy de cerca con las autoridades argentinas para elaborar un programa que ayude a la gente de la Argentina” ante una pregunta de Ámbito referida a la marcha de las negociaciones.

Si bien reclamó que el programa “sea sólido y creíble” para que pueda abordar los desequilibrios que tiene el país también dijo que “entendemos que la situación socioeconómica es desafiante, por eso estamos adoptando un enfoque flexible y pragmático”, haciendo referencia a la vocación del Fondo por llegar a un entendimiento.

Y concluyó afirmando que “esperamos progresar aún más en los próximos días” en referencia a la posibilidad de llegar a un acuerdo.

Una buena noticia para la Argentina fue que en la última actualización del informe Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, según las siglas en inglés), dado a conocer este martes en Washington, prevé que el PBI crecerá 3% en el año en curso y 2,5% en 2023. Es una mejora de 0,5% tanto para 2022 como para 2023, con relación a las estimaciones del WEO de octubre 2021. El 3% se acerca más a lo proyectado el proyecto de presupuesto donde se consignó un crecimiento del 4%.

El crecimiento se desacelera a medida que las economías lidian con interrupciones en el suministro, mayor inflación, deuda récord e incertidumbre persistente”, aseveró la economista Gita Gopinath, subdirectora general del organismo. “La economía global ingresa a 2022 en una posición más débil que la esperada anteriormente”, sostiene el FMI.

Lo cierto es que Ámbito pudo saber que hubo intensas conversaciones virtuales durante todo el fin de semana entre el staff y el equipo de Martin Guzmán.

“La diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos. No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando”, dijo Guzmán al diario Le Figaro. El ministro argumenta además que se vino reduciendo el déficit primario que (excluyendo pagos de intereses de la deuda) fue de 6,4% del PIB en 2020 al 3% del PIB en 2021. En principio, el Fondo pediría un déficit primario de 2,5% del PBI, contra el 3,3% para este año.

De acuerdo a estimaciones privados, hubo casi 2 puntos de ingresos extraordinarios – 0,6% de impuesto a la riqueza, 0,9% de los DEGs otorgados por el FMI y 0,4% por el aumento de las retenciones gracias a la suba de las exportaciones agropecuarias. Según cálculos que se manejan en el exterior, Argentina este año tendrán menores ingresos por el sector agropecuario (se estiman casi 8 mil millones de dólares menos) y mayores egresos de divisas (entre 3.000 y 4.000 millones) por importación de energía.

“El año que viene será muy difícil que el gobierno pueda financiar el déficit que estima para este año”, comentan analistas en Estados Unidos. “Lo cual el ajuste será mucho mayor al proyectado”. Por esta razón, es que el gobierno argentino se mantiene firme en que el “ajuste” no frene el crecimiento en un mundo que, como admiten el propio FMI, será desafiante.

Cabe recordar que esta semana Argentina debe enfrentar un pago de superior a los 700 millones de dólares. El endurecimiento del discurso oficial en contra del Fondo género en los mercados el temor que este pago no se realice. Sin embargo, analistas internacionales estiman que finalmente Argentina cumplirá con esta obligación dado que esta “en medio de las negociaciones”, tal cual lo ratificó Gita.

Dejá tu comentario