Política

Gobierno flexibilizó norma sobre ingreso al país de residuos peligrosos

Ya no será obligatorio presentar un certificado del país de origen que acredite que no se trata de residuos peligrosos para la salud o el ambiente. Incluye materiales que sirvan para procesos productivos.

A través de un decreto publicado la semana pasada en el Boletín Oficial, el Gobierno flexibilizó el ingreso al país vía importación de desechos domiciliarios, industriales y comerciales. La medida modificó la Ley de Residuos Peligrosos, lo que despertó preocupación y polémica.

El decreto en cuestión es el 591/2018, que reemplaza artículos de los decretos 181 y 831 de comienzo de la década del 90. Desde la Secretaría de Ambiente aclararon que se mantendrá la prohibición de importar residuos, excepto cuando sean reciclados o recuperados para otros usos. La diferencia es que ahora no será obligatorio presentar un certificado del país de origen que acredite que no se trata de residuos peligrosos para la salud o el ambiente.

"En la práctica resulta de imposible cumplimiento, por cuanto los países exportadores únicamente emiten constancias indicando que en el marco regulatorio local, la corriente residual no es considerada un residuo peligroso", señala el decreto.

El decreto explica que: "Dado los avances, aquellos residuos que han pasado por operaciones adecuadas y suficientes de tratamiento, incluyendo la segregación, acopio y/o acondicionamiento para fines específicos, según los criterios técnicos, dejan de ser considerados como tales y actualmente son destinados a un proceso productivo e incluso son comercializados como insumos, materias primas o productos, tales como los desechos de papel y cartón, la chatarra ferrosa, la chatarra de aluminio, los desechos de material plástico y el cascote de vidrio, entre otros".

Es por eso que la medida primero generó preocupación entre ambientalistas y también en los recicladores urbanos que recorren las calles en busca de estos tipos de materiales para vender.

En un comunicado, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable confirmó que “de acuerdo a lo establecido por nuestra Constitución Nacional, como así también por la normativa nacional vigente y ratificada por el Decreto 591/2019, se encuentra expresamente prohibido ‘el tránsito, la introducción y la importación definitiva o temporal’ a la Argentina ‘de todo tipo de residuo procedente de otros países’”.

Y añade: “En este sentido, también quedan comprendidas las sustancias u objetos que se obtienen a partir de la valorización de residuos que no se ajusten a las exigencias y al procedimiento de importación dispuestos por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de manera conjunta con el Ministerio de Producción y Trabajo mediante la reglamentación próxima a ser dictada”.

“Los residuos que no han sido valorizados, y por lo tanto transformados en insumos de otro proceso productivo, y que, a su vez, no cumplan con las exigencias establecidas en el Decreto 591/2019, como así también en la reglamentación, su importación se encuentra expresamente prohibida, según los artículos 1 y 4 del presente decreto”, aseguró Juan Trebino, subsecretario de Fiscalización y Recomposición del organismo que conduce Sergio Bergman.

Trebino consideró que el presente decreto expresa una “actualización de la normativa ambiental” en base a modelos mundialmente reconocidos y apunta a la promoción de la valorización de los residuos, y a la “economía circular, protegiendo las economías locales relacionadas con la recuperación y el reciclado”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario