Benedicto XVI pidió que cesen los secuestros en Colombia

Información General

El papa Benedicto XVI hizo hoy un "apenado" llamamiento para que cesen todos los secuestros en Colombia y sean liberadas todas las personas que en ese país están en manos de sus secuestradores.

El Pontífice hizo el llamamiento tras el rezo del Ángelus dominical, en el que expresó su "tristeza" por la noticia conocida el pasado jueves del "bárbaro asesinato" de once diputados regionales en el Departamento del Valle del Cauca, que durante cinco años estuvieron secuestrados por las rebeldes (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"De Colombia llega la triste noticia del bárbaro asesinato de once diputados regionales del departamento del Valle del Cauca, que durante cinco años estuvieron en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Mientras rezo por las víctimas, me uno al profundo dolor de los familiares y de la amada nación colombiana, de nuevo sacudida por el odio fratricida", dijo el Papa.

El Obispo de Roma agregó: "renuevo mi apenado llamamiento para que cesen inmediatamente todos los secuestros y sean devueltos a sus familiares todos los que todavía son víctimas de esas inadmisibles formas de violencia".

Este es el segundo llamamiento en favor de la libertad de los secuestrados en Colombia que ha hecho Benedicto XVI en menos de un mes, después de que el pasado 10 de junio así lo exigiera durante el rezo del Ángelus y resaltara ante varias decenas de miles de fieles "el doloroso caso de Colombia".

Benedicto XVI también expresó el 9 de enero de este año, durante la presentación de las cartas credenciales del nuevo embajador colombiano ante la Santa Sede, Juan Gómez Martínez, su "ardiente deseo" de que en el país suramericano se ponga fin al "cruel flagelo de los secuestros".

El Papa animó a todos los colombianos a seguir sus esfuerzos para "conseguir la concordia y el crecimiento armónico de la nación" y manifestó sus "anhelos" de que en Colombia "se consolide la paz tan anhelada, así como la reconciliación".

El Obispo de Roma denunció que los secuestros "atentan de manera tan grave a la dignidad y a los derechos de las personas".

Dejá tu comentario