Bobby Fisher logró refugio en Islandia

Información General

Reikiavik (EFE) - El Parlamento de Islandia decidió ayer con 40 votos a favor y dos abstenciones otorgarle la ciudadanía de ese país al polémico ajedrecista estadounidense Bobby Fisher, recluido desde julio último en el Centro de Detención de Inmigrantes de Ushiku, Japón. De este modo, las autoridades japonesas podrían permitir la salida de Fisher y su traslado a Islandia, eludiendo así la deportación a Estados Unidos para ser juzgado por haber violado en 1992 una prohibición expresa del gobierno de Washington de viajar a la antigua Yugoslavia.

Fisher, que será informado de la decisión del Parlamento islandés hoy por la mañana, podría salir del Centro de Detención el martes de la próxima semana, fecha en la que las autoridades de Reikiavik prevén que esté listo su nuevo pasaporte.

El Parlamento islandés ya había votado en contra de otorgarle la ciudadanía al ajedrecista, ofreciéndole a cambio un pasaporte especial le permitiese la residencia, pero Japón negó la repatriación al país europeo con este procedimiento, por lo que las autoridades de Reikiavik tuvieron que replantearse la posibilidad lisa y llana de la ciudadanía.

En Islandia existe una amplia simpatía por Bobby Fisher, ya que fue en Reikiavik donde el ajedrecista norteamericano se proclamó campeón del mundo en 1972 tras disputar una mítica partida ante el soviético
Boris Spassky. De hecho, algunos aficionados islandeses al ajedrez ya le han ofrecido casa en el país. Fisher fue detenido el pasado 13 de julio en Japón por viajar con un pasaporte invalidado por Estados Unidos.

Desde entonces se encuentra recluido en Ushiku a espera de una deportación a Estados Unidos para ser juzgado.

Fisher renunció a la nacionalidad estadounidense y solicitó-la islandesa para así impedir que las autoridades niponas lo extraditasen a su país de origen.

Dejá tu comentario