Cada vez más complicado: la fiscalía apeló a la prisión preventiva de L-Gante

El artista ya lleva más de un mes en la DDI de Quilmes y tras la apelación del particular damnificado y la fiscalía, la Cámara de Apelaciones deberá decidir sobre el futuro de la causa. Por esto, L-Gante continuará detenido al menos un mes más.

LGANTE.jpg

A pesar de que el juez de garantías le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria a Elián Ángel Valenzuela, mejor conocido como L-Gante, el artista seguirá detenido ya que el fiscal de la causa y el particular damnificado apelaron a la decisión del magistrado.

Por lo tanto, la Cámara de Apelaciones tendrá que decidir si hace lugar a este pedido o si sigue adelante con la resolución del juez. Mientras tanto, el cantante de cumbia 420 seguirá en la DDI de Quilmes por lo menos un mes más ya que este lunes comienza la feria judicial y no puede quedar en libertad hasta que se decida el futuro de su causa. Recién una vez finalizada la feria se pondrá en análisis la libertad de L-Gante.

Los abogados querellantes Sigal y Becerra anticiparon que en caso de que la Cámara avale la prisión domiciliaria ellos apelarán ante Casación, por lo que en ese caso continuaría detenido.

La apelación de la fiscalía a la prisión preventiva de L-Gante

En su fallo, el fiscal Villalba planteó que "el señor juez de Garantías, sin que ninguna prueba avale su criterio, refiere que quienes podrían ser los que amenazan a uno de los testigos son los fanáticos del encausado".

"Al respecto, fanáticos o si se quiere miembros de la llamada sugestivamente 'Mafilia', lo importante aquí es que como pocas veces se ha visto en los proceso penales existen circunstancias concretas que demuestran que desde el inicio la manera que tiene Valenzuela de solucionar sus conflictos es mediante la presión de quienes pueden según él perjudicarlo como a su entorno o declarar en su contra. De hecho es una modalidad que se trasluce en los propios hechos que se le imputan", remarcó el fiscal.

Y señaló: "En este proceso no hay 'presunciones de entorpecimiento procesal', lo que se han dado claramente son situaciones concretas de amenazas al testigo principal que dicho sea de paso resulta decir se ha negado a que a Valenzuela se le otorgue su libertad, precisamente por lo que ha tenido que vivenciar tras los hechos que aquí se investigan e imputan".

Por su parte, la querella remarcó en su escrito que "el beneficio a un imputado", como se plantea en la prisión domiciliaria, "redunda en un peligro o perjuicio del denunciante".

"El señor Valenzuela jamás colaboró con la investigación, ya que su celular y por la tecnología con la que cuenta resultó impenetrable para el UFED, contraseña que cualquier inocente hubiera proporcionado", indicó el particular damnificado en otro pasaje de la presentación.

Este es el único beneficio que le quedaba a L-Gante, por lo que en caso de que se lo rechacen las siguientes instancias judiciales (Apelación, Casación suprema Corte Bonaerense) deberá espera detenido el inicio del juicio.

Dejá tu comentario

Te puede interesar