Por la cuarentena más estricta en AMBA, hay 8.000 familias que no pueden mudarse

Información General

Sólo estaban habilitadas los fines de semana y no llegaron a abastecer la fuerte demanda. Creen que la actividad se retomará tras el 17 de julio.

Como consecuencia del endurecimiento de la cuarentena por la pandemia del coronavirus hay al menos 8.000 familias varadas en sus propios hogares que no pudieron mudarse en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. “Fuimos considerados por el Gobierno, a medidados de mayo, como un servicio esencial, pero al volver a Fase 1 quedamos inhabilitados para trabajar”, explicaron desde el Sindicato de Fleteros.

El gobierno porteño habilitó las mudanzas, luego de fuertes reclamos del sector, el pasado 15 de mayo sólo los fines de semana. Pero con las nuevas medidas que rigen desde el 1 de julio hasta el próximo 17, la actividad volvió a quedar paralizada. “Durante ese tiempo se hicieron unas 9000 mudanzas. Trabajamos con la autorización del gobierno y con los protocolos presentados por el sindicato. Pero ahora nuevamente volvimos a estar parados como el 20 de marzo”, explicó Juan Manuel Moisés del Sindicato Único de Fleteros de la Argentina.

Según los datos elaborados por el sindicato, en colaboración con las cámaras inmobiliarias, al empezar la cuarentena había 17.000 contratos firmados de alquiler en la región Amba, es decir 17 mil personas listas para trasladarse a su nuevo inmueble.“La demanda fue muy grande, pero solo podíamos trabajar los fines de semana por lo que no se llegó a abastecer a todos los que necesitaban mudarse”, explicaron desde el sector. La prioridad fueron aquellos con necesidad urgente: “había personas discapacitadas y casos de violencia de género, al tener la autorización fueron los primeros en mudarse”, explicó Moisés.

Para el sector se trata de un duro golpe ya que a pesar de la fuerte demanda se evidenció una marcada caída de la actividad a partir de marzo. “Trasladamos el 75% de las cargas del país, la rama del correo está trabajando al 100%, la rama puerto trabaja hoy en un 30%, el rubro cereales viene operando al 100% pero lo que se refiere a expresos y mudanzas sólo funciona al 10% porque ahora solo podemos trasladar artículos esenciales, alimentos productos de higiene y de farmacia”, admitió Moisés, dirigente del sindicato liderado por Mario Pereyra.

La mayoría de nosotros somos monotributistas y lamentablemente no fuimos alcanzados por el beneficio del IFE porque tenemos vehículos que superan los $400.000. Hay que tener en cuenta que es nuestra herramienta de trabajo, pero el Gobierno no nos brinda el subsidio por los camiones que tenemos declarados. Algo que nos parece totalmente injusto”, concluyó Moisés al referirse a la compleja realidad de su sector.

Si bien la actividad está inhabilitada por lo menos hasta el próximo 17 de julio, los especialistas coinciden que hay muchas mudanzas varadas por los propios consorcios. “Tenemos varios clientes que vendieron su casa en capital, se compararon un inmueble en un barrio cerrado de zona norte y no pueden mudarse porque el country no lo permite”, indicó Miguel Di Maggio, dueño de la inmobiliaria Depa. “Hay mucha gente desesperada por contar con más metros y más espacios al aire libre que no puede mudarse, primero por la fase más rigída de la cuarentena y segundo porque los barrios a donde quieren trasladarse no se lo permiten”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario