26 de enero 2024 - 13:39

Dengue: por qué las olas de calor y el cambio climático favorecen la proliferación del mosquito

En los últimos meses han aumentado los casos de dengue en el país. Las olas de calor combinadas con el cambio climático pueden afectar la epidemiología.

Aumento de casos de dengue: cómo afectan las olas de calor y el cambio climático.

Aumento de casos de dengue: cómo afectan las olas de calor y el cambio climático.

Thanasis Zovoilis/Getty Images

En medio de los aumentos de casos de dengue en Argentina, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha emitido varias alertas por calor y temperaturas extremas en varias provincias. En ese contexto, han advertido sobre la combinación de este fenómeno junto al cambio climático, los cuales pueden afectar en la proliferación del mosquito.

Según informó el Ministerio de Salud de la Nación, el país los contagios por dengue ya superan los 22.000. Además, murieron 10 personas en Corrientes y otras 8 en Misiones.

Ola de calor y cambio climático: cómo afecta esta combinación en la epidemiología del dengue

calor 3.jpg
Las razones por las que las olas de calor y el cambio climático pueden afectar la epidemiología del dengue.

Las razones por las que las olas de calor y el cambio climático pueden afectar la epidemiología del dengue.

Para entender esto, desde la página oficial del Gobierno de la Ciudad Buenos Aires explican qué es el cambio climático y una ola de calor. En el primer caso, se trata de las alteraciones a largo plazo de las temperaturas y los patrones climáticos.

Algunos de los efectos contraproducentes de esto son: incremento en las temperaturas medias globales, variación en la frecuencia e intensidad de las olas de calor y modificaciones en los regímenes pluviales.

En cuanto a las olas de calor, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) las define como "cuando las temperaturas mínimas superan los 22°C y las máximas los 32°C durante al menos 3 días consecutivos". Según indican, esto puede ocasionar dolores de cabeza, deshidratación, agotamiento, mareos y náuseas, presión baja y elevada temperatura corporal, siendo las personas mayores el grupo etario de mayor riesgo.

De esta manera, el cambio climático y las olas de calor favorecen las condiciones para el desarrollo e incremento en la población de mosquitos. Según el sitio oficial del Gobierno bonaerense, esto sucede debido a que "la alteración en los patrones de lluvias y temperatura, beneficia el ciclo de vida y la relación directa de los mosquitos con el virus".

En este sentido, estos dos fenómenos pueden afectar la epidemiología del dengue ya que terminan creando condiciones más propicias para la reproducción del mosquito y la propagación del virus.

Aumento de casos de dengue: recomendaciones para afrontar las olas de calor

Desde el Ministerio Sustentable, brindaron una serie de recomendaciones para atravesar la ola de calor y evitar la propagación del mosquito:

  • Vaciar y poner boca abajo recipientes en desuso.
  • Colocar mosquiteros en las aberturas.
  • Pasar a tierra las plantas que se encuentren en agua.
  • Utilizar repelente (protección entre 4 y 6 hs luego de la aplicación).
  • De presentar síntomas (fiebre, dolor corporal, dolor articular, sarpullido, cefalea, dolor retroocular) consultar en un centro de salud.
  • Hidratarse, tomar agua con mayor frecuencia.
  • Evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes.
  • Incorporar frutas y verduras a tu alimentación y evitar las comidas abundantes.
  • Evitar realizar actividad física intensa y exponerte al sol en las horas de mayor temperatura.

Dejá tu comentario

Te puede interesar