Báez Sosa: qué dijeron los padres de Fernando tras las declaraciones de los familiares de los rugbiers

Habló Ciro Pertossi, el tercer acusado en romper el silencio. Después fue el turno de los familiares de los rugbiers y hubo un tuit polémico de Burlando.

Juicio Báez Sosa.jpeg

Luego de las declaraciones brindadas este lunes por las madres de Máximo Thomsen (23) y de Blas Cinalli (21), hoy declararon también la madre de Enzo Comelli (22), María Alejandra Guillén, el padre de Matías Benicelli (23), Héctor Eduardo Benicelli, y el de Luciano (21) y Ciro Pertossi (22), Mauro Pertossi.

Los padres de Fernando presenciaron todas las declaraciones en la sala de audiencias del primer piso de los tribunales, como ocurrió durante las jornadas anteriores.

Burlando sobre Thomsen: "Nos mintió en la cara"

Fernando Burlando, abogado de los padres de Fernando Báez Sosa, aseguró este martes que Máximo Thomsen les "mintió en la cara", en su declaración del lunes. Reiteró que lo ocurrido en la puerta del boliche "Le Brique" de Villa Gesell "no fue una pelea, sino un brutal asesinato".

En declaraciones a la prensa antes del inicio de una nueva jornada del debate que se lleva adelante en los Tribunales de Dolores, el letrado consideró que el rugbier declaró "de una manera poco preparada" al ver llorar instantes antes a su mamá.

"A Fernando se lo quisieron llevar de trofeo, le quisieron arrancar la cabeza. Es una pena que no haya sido inteligente para declarar", agregó.

Sobre los jóvenes que eran amigos de los imputados y ayer declararon como testigos en el juicio -Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo-, Burlando dijo: "Ayer los testigos dijeron que se abrazaron a la causa de Fernando, eran amigos de los acusados, pero tenían la oportunidad de decir verdades porque eran testigos privilegiados".

"Eran testigos que salieron con los acusados, me dio pena porque tuvieron una oportunidad de decir la verdad y si tenían algún tipo de congoja y querían ofrecer las condolencias a la familia tenían la oportunidad decir lo que hicieron los acusados. Fue una verdad a medias", concluyó.

Qué dijo Máximo Thomsen sobre el asesinato de Fernando Báez Sosa

Máximo Thomsen, uno de los ocho acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, pidió hablar en la primera jornada de juicio de esta semana luego de quebrarse durante la declaración de su madre.

Durante su declaración, el acusado relató con detalle cómo vivió cada momento de la noche del 18 de enero de 2020. Desde un comienzo señaló en repetidas ocasiones que con su grupo empezaron a tomar alcohol desde temprano y remarcó que estaban muy ansiosos por ir al boliche ya que no habían podido entrar la noche anterior: "Cuando se estaba haciendo de noche ya estábamos medio mamados. Seguíamos tomando y como a las 4 de la mañana decidimos ir para poder entrar al boliche, sabíamos que empezaba el artista y no lo podíamos perder".

Luego contó que dentro del boliche "había tanto movimiento que se volcaba el vaso" y que en un momento él dijo: "basta de empujar", a lo que le respondieron "estamos todos en la misma no se puede mover".

Ciro Pertossi rompió el silencio

Se trata del tercer acusado por la muerte de Fernando Báez Sosa que declaró. Pidió la palabra ante el tribunal para "aclarar". "Quiero aclarar que en el video que se mostró no pegué una patada", dijo y completó: "Cuando vi al chico (por Báez Sosa) en el piso frené la patada".

El equipo de Fernando Burlando intenta determinar quién dio la patada "final" que le quitó la vida a Báez Sosa. En ese sentido es que Ciro Pertossi decidió remarcar que no fue suya.

"También quiero aclarar que en un audio que doy que se dice que "de esto no se habla" quiero aclarar que cuando yo estaba viendo el teléfono, lo que estaban hablando los chicos, decían que ya habia gente de Zárate, dije que no quería que se entere nadie porque no quería que mis padres se enteren", manifestó Pertossi este martes.

Luego, como parte de la estrategia de la defensa, el joven se reservó el derecho de responder las preguntas: "Desde ahora adelanto que no voy a contestarle nada a las partes", aseguró Ciro Pertossi, al cierre de su intervención.

"Mis hijos no son asesinos", dijo el padre de Luciano y Ciro Pertossi

Al finalizar las declaraciones de Pertossi, hubo un cuarto intermedio. Al regreso, prestó declaración el psicólogo que intervino en la investigación penal suplementaria, Agustín Costa Shaw. En términos generales expresó que todos los acusados se negaron a realizarse el peritaje. Remarcó una particular situación de angustia de Máximo Thomsen.

Después comenzó la declaración de Mauro Pertossi, el padre de Luciano y Ciro, tío de Lucas y tío y padrino de Blas Cinalli. Primero contó en qué etapa de su formación académica estaban sus hijos y que "hicieron changuitas" para irse de vacaciones ese verano. Después comenzó a llorar, a la vez que sus hijos también lo hacían desde los bancos donde se encuentran los acusados, y contó que perdió su trabajo y que recibió amenazas. “Mis hijos no son asesinos. No puedo creer de lo que se los está acusando”, dijo el padre de Luciano y Ciro Pertossi.

Eduardo Benicelli: "Quieren curar el dolor generando más dolor"

Luego del turno del primer familiar de la jornada de audiencias, le tocó declarar a Héctor Eduardo Benicelli, el padre de Matías Benicelli. Al igual que Mauro Pertossi, contó a qué Benicelli había empezado a trabajar en el taller de chapa y pintura de su familia, y cuáles eran sus pasatiempos.

Más adelante afirmó que nunca imaginó "pasar una situación así. No sé como seguir. Escucho que nos dicen hijos de puta. No le encuentro explicación. Es terrible, un dolor terrible para todos. Quieren curar el dolor generando mas dolor".

Declaró la madre de Comelli

Su nombre es María Alejandra Guillén, es la madre del acusado Enzo Comelli. Al igual que todos los familiares de acusados que declararon durante la jornada, contaron el contexto en el que vivían sus hijos. En este caso, contó que su hijo trabajaba en un boliche y hacía deportes.

Luego contó cómo impactó el crimen de Báez Sosa en su vida: “Nos cambió la vida a todos”, aseguró la testigo. Y agregó: “Mi vida cambió ese día. No puedo salir a la calle”.

Para que logre continuar, le acercaron un vaso de agua. “Sufrimos acosos, llamadas”, manifestó la madre de Comelli.

Cuando la jueza María Claudia Castro le comunicó que ya podía retirarse, Guillén advirtió que quería acotar algo más. “Quería decirle al señor Burlando que yo no soy ninguna puta. Hace tres años que esperé este momento. Yo necesito decirlo. Quiero aclararle que yo trabajaba, no era ninguna puta”, sostuvo y se retiró.

Tuit de Fernando Burlando

Mientras se sucedían los testimonios de familiares de los acusados, el abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, Fernando Burlando, publicó un tuit apuntando a desacreditar lo declarado por la defensa. "Quien mata sin escrúpulos puede mentir sin escrúpulos", escribió.

Acompañado con una foto en el que se ve a algunos de los acusados comiendo, el texto continúa: "Para coronar la noche, se fueron a comer hamburguesas como si nada hubiese sucedido. Parece que matar da hambre”.

https://twitter.com/FernandBurlando/status/1615371788191416325

Hablaron los padres de Fernando Báez Sosa

"Que nos pidan perdón no nos devuelve a nuestro hijo", dijo Graciela Sosa, la mamá del joven asesinado a golpes a la salida de un boliche de Villa Gesell en 2020. Lo dijo al finalizar la 12da. audiencia del juicio que se lleva adelante en los Tribunales de Dolores.

También habló Silvino Báez, el padre de Fernando: "Le digo a la sociedad que Fernando es la víctima, le rompieron la cabeza". Contó que Fernando se había anotado para donar sus órganos y que "por los golpes que le dieron no pudo donar”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar