El juicio por el crimen de Báez Sosa se fijó para 2023

Información General

Se trata del asesinato que ocurrió en el verano de 2020, a las afuera de un boliche en la Costa Atlántica.

El juicio a los ocho rugbiers detenidos y acusados de haber asesinado a golpes al joven Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche de la ciudad balnearia de Villa Gesell en enero de 2020, se iniciará el 2 de enero de 2023, en plena feria judicial de verano, y se realizará en 22 jornadas, de lunes a viernes, informaron hoy fuentes judiciales.

Pese a que a los abogados en la causa habían sugerido que el debate se haga a razón de dos jornadas por semana, por las actividades que los letrados tienen en otras jurisdicciones, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, integrado por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari, optó por hacer el juicio en enero de 2023, durante la feria de verano, para que no tengan problemas de agenda.

"Este tribunal no posee en el próximo año y parte del siguiente (2023), disponibilidad en su agenda para llevar adelante un debate con la extensión del presente, al menos sin desmedro de los derechos de otras personas -en su mayoría privadas de la libertad- que esperan la realización del juicio en cada caso", señalaron los jueces en la resolución.

Y agregaron que, "a los fines de no demorar este proceso, ni alterar los restantes de trámite por ante el Tribunal, encontrándose sólo disponibles los meses de enero (por su afectación al servicio de feria judicial) y de acuerdo a los requerimientos de las partes, consideramos ajustado a las necesidades de todos los intervinientes, atendiendo al principio de celeridad en respeto de las garantías procesales antes esgrimidas: a) fijar para la realización de juicio oral y público, veintidós (22) jornadas, que se llevarán a cabo a partir del lunes 2 de enero de 2023, de lunes a viernes".

Las jornadas se desarrollarán en la sala de audiencias multifueros del Palacio de Tribunales de Dolores, ubicado en la calle Belgrano 141 de esa ciudad bonaerense.

La cantidad de testigos que declararán serán más de 130 y se fijaron 120 días para la instrucción suplementaria, que son algunas medidas de prueba pendientes y pedidas por las partes a las que accedió el TOC 1 dolorense.

En detalle, el joven de 18 años recibió golpes de puño y patadas por parte de un grupo de jugadores de rugby oriundos de la ciudad bonaerense de Zárate. La violencia fue tanta que le provocaron un paro cardíaco y un traumatismo grave de cráneo.

El hecho ocurrió en las afueras de la discoteca Le Brique. Alrededor de las 4.30, los amigos de Fernando y el grupo de asesinos tuvieron un roce. En este sentido, uno de los imputados manifestó que dejaran de empujar e incitó una pelea.

Los guardias de seguridad decidieron sacarlos del establecimiento por dos lugares diferentes.

Ante esta situación y luego de ser expulsado, el estudiante fallecido decidió quedarse enfrente del boliche junto a sus siete compañeros. Allí tomaron un helado, a esperar a que saliera el resto de su grupo.

Para las 4.44, Enzo Comelli y Ciro Pertossi lo atacaron de frente mientras que el resto por la espalda. Por el momento, se cree que ocho de los 10 zarateños participaron del homicidio. Estos lo golpearon hasta dejarlo inconsciente y luego le propiciaron patadas en la cabeza.

Asimismo, otras personas impedían a sus amigos a acercarse a la víctima. De hecho, Tomás, su amigo, también sufrió heridas.

El ataque duró menos de un minuto.

Según la hipótesis de la fiscal, hubo una división de tareas para cometer el homicidio, algunos golpearon a la víctima y otros evitaron cualquier tipo de socorro.

Dejá tu comentario