21 de noviembre 2008 - 00:00

Feroz incendio en fábrica de Solano dejó un muerto

La fábrica de reciclado de plástico no contaba con la habilitación correspondiente
La fábrica de reciclado de plástico no contaba con la habilitación correspondiente
Una persona murió carbonizada como consecuencia de un incendio de importantes dimensiones que se desencadenó ayer en una fábrica de plásticos de la localidad bonaerense de San Francisco Solano, que no contaba con la correspondiente habilitación municipal.

Fuentes policiales informaron que la víctima resultó ser Osvaldo Uranga, uno de los dueños del lugar, quien se vio sorprendido por el avance de las llamas y no pudo escapar luego de que se iniciara el incendio.

El siniestro ocurrió ayer a la madrugada en la fábrica ubicada en la calle 888 y San Martín, de esa localidad del partido de Quilmes, al sudeste del Gran Buenos Aires.

Los bomberos que trabajaron intensamente en el lugar para combatir las llamas indicaron que el siniestro se inició ya que, aparentemente, había una conexión clandestina de gas.

Decenas de dotaciones de los cuarteles de San Francisco Solano, Bernal, Quilmes, Florida, Florencio Varela y Lomas de Zamora arribaron al lugar una vez que se dio la alarma y debieron trabajar intensamente para sofocar las llamas.

No obstante, tras algunas horas de trabajo, el cuerpo sin vida del hombre que estaba encargado del cuidado de la planta fue encontrado carbonizado en el primer piso de la fábrica, según señalaron los bomberos.

Los voceros consultados indicaron la fábrica está ubicada en una zona en la que las industrias se mezclan con las casas de familia, las que debieron ser evacuadas por prevención, ante la magnitud del siniestro.

Además, el tránsito en la zona debió ser interrumpido para que los bomberos pudieran trabajar con mayor tranquilidad.

Según se indicó, en el lugar se muelen botellas de plástico para su posterior reciclado.

Desde la Municipalidad informaron que el lugar no se encontraba registrado en las nóminas oficiales, mientras que los bomberos confirmaron que en planta había una instalación clandestina de gas.

Asimismo, las primeras pericias indicaron que el fuego se habría iniciado en el fondo del lugar, al tiempo que a raíz del siniestro se cayó el tinglado del edificio, y si bien las casas linderas no corrían peligro de derrumbe, se evaluaba esta tarde la posibilidad de apuntalarlas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar