Francisco llegó a Grecia para la segunda parte de su gira por el Mediterráneo

Información General

Tras las reuniones con las autoridades, Francisco dará un discurso a miembros de la sociedad civil y al cuerpo diplomático acreditado en Grecia.

El papa Francisco llegó hoy a Grecia desde Chipre para iniciar la segunda parte de su gira por el Mediterráneo, dentro de la que mañana visitará la isla de Lesbos, símbolo de los refugiados, y con la que busca llamar la atención de Europa para una política migratoria más abierta.

El pontífice aterrizó en el aeropuerto de la capital, Atenas, a las 11.04 local (6.04 de Argentina) a bordo de un avión de Aegean para empezar una visita al país helénico que incluirá actividades en la capital considerada la "cuna de la democracia".

La primera actividad de hoy en suelo griego será un encuentro con la presidenta Katerina Sakellaropoulo y luego otro con el premier Kyriakos Mitsotakis en el Palacio Presidencial de Atenas.

Tras las reuniones con las autoridades, Francisco dará un discurso a miembros de la sociedad civil y al cuerpo diplomático acreditado en Grecia.

Por la tarde, el Papa se reunirá con el Patriarca Jerónimo II, arzobispo de Atenas y de toda Grecia y maxima figura ortodoxa del país, al que visitará en la sede del arzobispado local. Luego, el Papa dedicará sus encuentros al mundo católico, cuando encuentre a obispos, sacerdotes y religiosos varios en la Catedral de San Dionisio y luego mantenga una reunión privada con jesuitas en la Nunciatura.

Mañana, el Papa irá a Lesbos, la isla que ya visitó en abril de 2016, y en la que recorrerá un centro de refugiados, tras haber considerado durante su paso por Chipre que muchos de los lugares para inmigrantes se parecen a campos de concentración, por las duras condiciones que deben afrontar las personas que son trasladadas a ellos.

Sobre su paso en Chipre, Francisco pidió "abrir los ojos" frente a la "esclavitud" y la "tortura" que sufren los migrantes en los campos, haciendo un paralelo con la segunda guerra mundial.

"Nos recuerda la historia del siglo pasado, de los nazis, de Stalin, y nos preguntamos cómo pudo ocurrir. Pero lo que ocurrió en el pasado está ocurriendo hoy en las costas vecinas (...) Hay lugares de tortura, gente que se vende. Lo digo porque es mi responsabilidad abrir los ojos", dijo el Papa durante una oración ecuménica con migrantes en Nicosia, la capital chipriota.

Temas

Dejá tu comentario