Sin turistas (locales o extranjeros), hoteles luchan para sobrevivir

Información General

Confían en que el tipo de cambio atraiga a los turistas. Sin embargo, en esta primera fase muchos están a la expectativa de que crezca la demanda.

Hace dos semanas se avanzó con la primera fase para el regreso de los turistas a la Argentina. Dado que sólo están autorizados para ingresar habitantes de países limítrofes, todavía no es una ola de visitantes lo que se evidencia en las calles porteñas.

Si bien los hoteles están entusiasmados con la reapertura, son pocos los que están en funcionamiento para el turismo: aproximadamente unos 25 quedaron habilitados a principio de mes y se espera que otros cinco se sumen esta semana. De todas maneras, dentro del universo de hoteles que hay en la Ciudad de Buenos Aires todavía muchos continúan cerrados.

“Hay varios hoteles que abrieron, pero la apertura es paulatina. Hay muchas consultas de operadores, pero hasta que se concrete del todo el tránsito aerocomercial y por ende de pasajeros, va a pasar un tiempo para que todo se reactive”, aseguró Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT). “Hemos empezado a notar una mínima perspectiva de apertura, pero hoy los hoteles están a la expectativa de ver cómo reacciona el turismo para saber qué hacer”, agregó.

Al respecto, de los 85 hoteles que nuclea la AHT en la Ciudad de Buenos Aires, sólo 17 abrieron sus puertas. “La demanda irá reaccionando y la oferta acompañará, pero lleva tiempo volver a confiar y más en los viajes internacionales”, finalizó.

Más allá de la situación sanitaria, que viene mejorando, el tipo de cambio que hay hoy en el país es lo que muchos turistas querrán aprovechar, por lo que los hoteleros confían en que eso definitivamente los atraiga. Hoy, lo que se pide para su ingreso es solamente la presentación de un PCR negativo.

“Nosotros dependemos mucho del turista de cruceros, generalmente bajaban, se quedaban en Buenos Aires una o dos noches y volvían a subir al barco, hoy eso todavía no está y nos dificulta el funcionamiento”, aseguró el dueño de un hotel boutique del centro porteño. De todas maneras, en lo que a cruceros respecta, están contemplados para una segunda fase de apertura del turismo internacional, que amplía además la llegada de visitantes del resto de Sudamérica y Centroamérica durante la temporada de verano. De hecho, son varios los hoteles que trabajan con turistas específicos y deberán esperar un poco más para volver al estado de la prepandemia.

A medida que se vayan abriendo otras zonas del país para los extranjeros se supone que también habrá una mayor motivación para viajar al país. Ya está contemplado que dentro de poco puedan arribar a otras ciudades, además de Buenos Aires, como por ejemplo, Bariloche, Iguazú, Mendoza y El Calafate.

Eso sí, no es un tema sencillo volver a poner en funcionamiento un hotel que estuvo meses cerrado. Sufrieron todo este tiempo la falta de turistas y hoy buscan la manera de ponerse en pie. Durante la cuarentena, muchos debieron ingeniárselas, algunos se reconvirtieron en departamentos o bien abrieron sus restaurantes para el funcionamiento del delivery o el take away.

Dejá tu comentario