Huracán: Biden viaja a Nueva Orleans para evaluar los destrozos

Información General

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitará el estado de Luisiana el viernes “para evaluar los daños causados por el huracán Ida”, que mató a varias personas y causó una gran destrucción, informó la Casa Blanca.

“El presidente viajará a Nueva Orleans, Luisiana, para evaluar los daños causados por el huracán Ida y reunirse con los gobernantes estatales y los líderes locales de las poblaciones afectadas”, indicó el Ejecutivo en un comunicado.

Ida, que azotó Luisiana el domingo, provocó graves inundaciones, destruyó edificios y privó de energía a más de un millón de hogares en el estado sureño del país.

Al menos a siete personas perdieron sus vidas por el fenómeno. Dos personas murieron en Luisiana, la primera por una caída de un árbol en la ciudad de Prairieville y la segunda al intentar cruzar una ruta inundada en Nueva Orleans.

En Misisipi, donde han caído lluvias torrenciales en los últimos días, una calle colapsó parcialmente matando a dos personas e hiriendo a diez, tres de las cuales se encuentran en estado crítico, indicó la policía estatal.

Por su parte, dos electricistas que reparaban los daños causados por la tormenta murieron en Alabama, según la cadena NBC News. Otra persona falleció el miércoles en Maryland, donde Ida, degradada a depresión tropical, también provocó grandes inundaciones, según la policía local. Y el balance de víctimas aún puede crecer, según dijo el gobernador adjunto de Luisiana, Billy Nungesser.

Los evacuados que huyeron del huracán Ida antes de que azotara el sur de Luisiana fueron instados a no regresar a sus casas todavía, mientras la costa estadounidense del Golfo de México comienza una ardua recuperación de una de las tormentas más poderosas que jamás haya azotado la región.

Tres días después de que el huracán de categoría 4 tocó tierra, más de un millón de hogares y negocios seguían sin electricidad. Ayer se restableció el suministro eléctrico a algunos clientes en la parte este de Nueva Orleans, dijo Entergy Corp. No obstante, la compañía advirtió que podría tardar semanas en devolver el servicio en algunas áreas donde las torres de transmisión se derrumbaron.

Aunque debilitado, Ida todavía representaba una amenaza para partes de los Estados Unidos. El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que los restos de la tormenta podrían arrojar hasta veinte centímetros de lluvia, provocando inundaciones “potencialmente mortales”.

Dejá tu comentario