Incidentes en el San Martín: admiten heridos con balas de plomo

Información General

El ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, admitió que hubo "dos heridos con balas de plomo" en los violentos choques entre ocupantes del Centro Cultural San Martín y la Policía Metropolitana.

Aunque agregó que fueron alcanzados por proyectiles a "cuatro o cinco cuadras" del lugar de los incidentes.

El funcionario de la Ciudad dijo que "en medio de una protesta social, a alguien le vendría bien que hubiera un muerto" y denunció la "violencia inusitada con botellas, bombas Molotov y 'facas'" de los manifestantes.

Cuatro personas fueron detenidas y al menos 16 resultaron heridas esta madrugada al producirse serios incidentes esta madrugada, que incluyeron balas de goma, bombas molotov y gases, durante un operativo de desalojo en el Centro Cultural San Martín. Los manifestantes continúan ocupando la Sala Alberdi y estar tarde marcharán hacia el ministerio de Cultura porteño.

Los incidentes se produjeron cuando efectivos de la Policía Metropolitana desalojaron a los manifestantes que se encontraban en la plaza seca del complejo, en Sarmiento y Paraná, en apoyo de las personas que mantenían tomada la sala desde 2010.

En ese momento, manifestantes arrojaron piedras a los efectivos, que respondieron con disparos de bala de goma y gases lacrimógenos.

Al parecer, los incidentes se detonaron cuando los policías fueron recibidos con una bomba molotov arrojada desde el edificio del centro cultural.

"Éramos un grupo de 300 personas las que estábamos cortando la calle sobre la puerta del centro cultural para que no entren más policías por otros lados cuando de repente apareció una persona que no pertenecía a los manifestantes que tiró una bomba molotov y la policía respondió", indicó un manifestante llamado Juan al canal C5N.

El manifestante aseguró que la persona que tiró la bomba molotov es un infiltrado.

El hecho se produjo mientras regia una tregua con lo manifestantes, que habían levantado el acampe en la Plaza seca.

Tras los incidentes, los manifestantes cortaron la avenida Corrientes a la altura de Sarmiento, mientras que al menos cuatro ocupantes continúan en el interior de la Sala Alberdi.

El ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, aseguró que en el edificio del Teatro San Martín se encontraron varias bombas molotov sin usar y bidones con nafta, hecho por el cual podrían ser acusados los manifestantes detenidos.

"Estamos evaluando realizar una investigación judicial. Se están levantando las pruebas y hay cuatro personas detenidas. Por ahora vamos a hacer una evaluación de los daños y tratar de ver quiénes son los autores de la toma [...] Se agredió a personal de la Policía Metropolitana, uno está internado con doce puntos de la cabeza", sostuvo el ministro en declaraciones a un canal de cable. 

En ese sentido, Montenegro advirtió que "uno cuando viene a un teatro a hacer una protesta no viene con piedras y bombas molotov".

El conflicto que derivó en 2010 en la toma de la Sala Alberdi del teatro se inició en 2006, cuando la administración del entonces jefe de Gobierno, Jorge Telerman, decidió el trasladado de las actividades que se realizaban en el lugar para realizar refacciones.

A partir de ese momento, talleristas y artistas populares que desarrollaban las actividades se negaron a ser trasladados a la Sala Los Andes, del barrio de Chacarita, y reclaman convertirse en tutores del espacio y garantes de su identidad histórica como espacio de producción, divulgación y formación artística" de la sala situada en el séptimo piso del complejo.

En tanto, el 21 de febrero pasado, la fiscal Claudia Barcia ordenó el desalojo del acampe en el acceso al complejo y la clausura del inmueble.

Dejá tu comentario