Joven armado se puso a disposición de la Justicia: "Era arma de juguete"

Información General

Julio Capella, el presunto barra brava de Huracán que fue filmado con un arma en una mano apuntando contra quienes ocuparon los terrenos del Parque Indoamericano, se puso a disposición de la Justicia, y en un escrito dijo que en realidad, tenía en su poder un revolver de "juguete".

Así lo hizo mediante un escrito presentado por su abogado particular, en el que aportó la dirección de su domicilio, y negó estar vinculado con las muertes ocurridas en el lugar esta semana a raíz de la ocupación del predio del barrio de Villa Soldati.

Además, Capella también por medio de su abogado Rodrigo González pidió poder declarar ante el juez Otero, pese a que aún no se encuentra imputado, y eventualmente podría serlo por abuso de armas de fuego.

Fuentes judiciales informaron que Capella, quien en la imagen aparece vestido con un pantalón rojo, con el torso desnudo y con una gorrita negra, se puso a disposición del juez Rubén Eliseo Otero, quien investiga los hechos de violencia y las tres muertes que hubo en el lugar en los últimos días.

En el escrito que presentó su abogado, Capella dijo no tener nada que ver con las muertes de Bernardo Salgueiro, de 24 años; y Rosemary Churapuña, de 28, ocurridas el martes por la noche; así como la de Juan Castañares Quispe, ocurrida ayer tras un enfrentamiento entre los ocupantes y vecinos de Villa Soldati y Lugano.

Sin embargo, esta tercer muerte aún se investiga si tuvo que ver con el desalojo en el Parque Indoamericano o bien con un hecho policial aislado.

Según el texto de la presentación, Capella reconoció haber estado presente durante los incidentes del jueves, aunque dijo que tenía en su poder un arma de juguete con lo cual no podía producir daño alguno.

Mientras tanto, la causa sigue delegada en el fiscal Sandro Abraldes puesto que aún no hay una persona imputada por los hechos, y hay pericias en marcha sobre las armas de fuego que portaba tanto la Policía Federal como la Metropolitana el martes último.

Asimismo, se intenta determinar, en un estudio encargado a la Gendarmería, el tipo de calibre que provocó las dos muertes, y es por ello que se espera una pericia balística sobre los proyectiles encontrados en las dos víctimas del martes último.

No obstante, las fuentes adelantaron que de acuerdo con un primer estudio, sería imposible poder determinar el tipo de calibre que se utilizó de acuerdo con las balas extraídas de ambos cuerpos.

Dejá tu comentario