La razón por la que la NASA tendrá que reinventar la rueda

Información General

Los científicos de la NASA buscan una nueva manera de fabricar las ruedas debido al inconveniente que se presenta en Marte

La NASA trabaja constantemente por obtener la mayor información posible sobre Marte. En el último tiempo surgió la duda sobre si las ruedas, redondas como las conocemos, son la mejor opción para explorar el planeta vecino.

La exploración espacial siempre trae la tecnología de vanguardia que permiten resolver problemas que no están presentes en la tierra. En este sentido, los científicos tuvieron que encontrar la solución a los inconvenientes de movilidad que tuvo el robot Curiosity en la superficie de Marte después de 9 años de exploración. El rover que aterrizó en el cráter Gale el 9 de agosto de 2012, sufrió la rotura de varias partes de sus ruedas construidas con aluminio.

De esta manera surgió el diseño de las nuevas ruedas resistentes a la superficie marciana. Este descubrimiento fue realizado en el NASA Glenn Research Center en colaboración con Goodyear.

Desarrollo de un nuevo robot

Para superar los inconvenientes presentados por los modelos anteriores, los especialistas tuvieron que trabajar mucho para encontrar el modelo perfecto para enviar a Marte.

Los científicos probaron varias opciones, pero lograron un gran avance en el diseño de las ruedas con el uso de aleaciones con memoria que podría revolucionar la forma en que los humanos piensan en el movimiento, según la NASA.

El problema más complejo al que se enfrentó el equipo de ingeniería del rover de Marte fue el enorme peso del propio vehículo. Para poder tener un dispositivo apto para la exploración en el planeta rojo, los ingenieros tuvieron que crear una unidad mucho más pesada.

Las ruedas de este nuevo robot se diseñaron con la intención de superar todos los récords anteriores de distancia. Esto implica que el rover y sus ruedas debían ser mucho más duraderos para aumentar el peso total de la unidad. Sin embargo, antes de tener en cuenta las nuevas características de peso en el diseño, los creadores sabían que tenían que reinventar el sistema de propulsión de este explorador.

Las nuevas ruedas

Los ingenieros de la NASA estaban muy al tanto de los problemas de durabilidad de los neumáticos de aluminio. El aluminio es un material ligero y resistente, pero tras unos pocos viajes quedan inservibles.

La solución que encontraron para reemplazar este material fue la aleación con memoria. Este sistema se fabrica con un tipo único de mezcla de metales llamado nitinol y vuelven a su estructura inicial de forma natural cuando se aplica o se elimina la energía.

Gracias a la aleación de Níquel y Titanio crearon una malla que da forma a un neumático. Este nuevo material tiene una gran resistencia a objetos punzantes, pero su mejor cualidad es la capacidad para deformarse y recuperar después su estado original.

Dejá tu comentario