Mascotas: ¿Por qué nuestro gato dejó de tomar agua?

Información General

La hidratación es imprescindible para la salud de nuestro minino. Sin embargo, por razones que desconocemos, deja de tomar agua.

El tomar agua periódicamente es imprescindible para los seres vivos y, por supuesto, los gatos que viven con nosotros están incluidos en las generales de la ley. Si tienen un bajo consumo de líquido, pueden desarrollar problemas en las vías urinarias e incluso renales.

Si tu gato deja de hidratarse y no sabés por qué, estas son algunas razones:

Bebedero inadecuado

Los gatos son animalitos muy especiales y, en ocasiones, si no les agrada su contenedor de agua van a negarse a beber ahí con frecuencia. Por eso, si notás que ingiere una cantidad escasa, mejor cambiar su cuenco por uno más chico.

De acuerdo con algunos estudios, los gatos prefieren que su cuenco de agua sea de tamaño reducido. Buscá que esté hecho con materiales como porcelana, o incluso, una fuente automática podría alentarlo a hidratarse más.

image.png

Su plato puede estar cerca de donde hace sus necesidades

A los gatos les disgusta que el lugar en donde hacen sus necesidades esté cerca del sitio donde se alimentan, incluido su bebedero.

Los especialistas recomiendan una distancia de al menos 1 metro entre estos dos territorios, lo que también ayudará a que esté en constante movimiento y no sea sedentario, para evitar que tenga sobrepeso.

Bebedero sucio

Los gatos se caracterizan por ser animales muy limpios, por lo que pueden detectar con gran facilidad si su agua se ha contaminado. Es necesario cambiar el líquido constantemente y supervisar que el bebedero siempre esté fresco y alejado de espacios como entradas o puertas, donde las partículas de polvo están en constante movimiento.

Una buena opción es tener más de un bebedero por toda la casa, así te asegurarás de que el agua siempre esté disponible y a su alcance.

Variedad de líquidos

El agua no es el único método de hidratación. Aprovechá los beneficios de los diferentes tipos de alimento, como el húmedo, que puede propiciar una mejor hidratación.

Además, combinar el alimento seco con sobres (una forma de alimentación conocida como mix feeding) mejora la palatabilidad. Esta técnica de alimentación, que enloquece a los gatitos, se consigue al mezclar 2/3 de taza de croquetas con 1/3 de alimento húmedo.

Sobre todo si hace calor

Tené en cuenta que mantener hidratado a tu minino, especialmente en verano o dentro de una casa calefaccionada, es primordial para su bienestar.

Consultá con tu veterinario de confianza cuál es la cantidad de agua adecuada que tu gatito debe beber cada día.

Si detectás que presenta diarrea, vómitos, fiebre o problemas urinarios, ello podría indicar un cuadro de deshidratación y en ese caso lo más recomendable es acudir al veterinario lo antes posible.

Dejá tu comentario