Cómo será el parque elevado que construirá el Gobierno porteño en pleno Palermo

Información General

La construcción será en el viejo estacionamiento del Hipódromo y tiene fecha de finalización en diciembre de 2022.

Con fecha de finalización para diciembre de 2022, el Gobierno porteño ya dio inicio a la demolición del viejo estacionamiento del Hipódromo de Palermo, que dejará de existir para darle vida al "Paseo Gigena", un parque elevado que, según dicen, contará con 24.000 metros cubiertos, espacio para oficinas y sumará a la zona del Rosedal y los Lagos de Palermo más de 7000 metros de espacios verdes.

La construcción, que está a cargo de la empresa BSD Investments (concesionado por el Gobierno de la Ciudad por 15 años, prorrogables por única vez por el plazo máximo de 5 años), comenzaría el mes próximo y prevé conservar partes del antiguo edificio de estilo brutalista.

Para poder transformar la zona, la desarrolladora inmobiliaria invertirá más de $3.000 millones y pondrá el foco en la sustentabilidad, con terrazas verdes y espacios iluminados.

Además, el parque público elevado de más de 4000 m2 que se levantará en el viejo edificio de Dorrego entre Libertador y Marcelino Freyre, construido entre 1969 y 1971 por el arquitecto Francisco Polimeni, también contará con un espacio gastronómico y locales comerciales.

El parque que se levantará sobre el terreno de 12 mil metros cuadrados, estará repleto de árboles y flora nativa de la zona, con el objetivo de darle dinamismo.

De acuerdo con secretario de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Álvaro García Resta, “tenemos una infraestructura de hormigón casi inerte que no dialoga para nada con el contexto ni es útil para la ciudad y sus habitantes”, por eso, según explicó el funcionario a La Nación, "el objetivo es transformar el edificio de tres plantas en uno que tenga mixtura de usos”.

En comparación con la reciente intervención que se hizo en la plaza Houssay, rodeada por la Facultad de Medicina y la de Economía de la UBA, el funcionario comentó que la obra nace de “una estructura que ya existía", aunque en el caso de la plaza de Balvanera, "era la plaza con cocheras abajo y lo que hicimos fue tratar de transformarla o refuncionalizarla en algo que le sirva a la gente”.

En esa línea, según se informó, los locales comerciales que estarán en el nuevo edificio Gigena, serán de servicios y no de productos ya que el objetivo de la obra es reforzar el uso social y gastronómico para atraer personas en distintos momentos del día.

Temas

Dejá tu comentario