Penoso: patota mata a un joven en Palermo

Información General

Un grupo de menores, se presume de nivel económico elevado, asesinó a golpes y pedradas durante la madrugada de ayer a un adolescente de 16 años. Fue en Palermo, en Figueroa Alcorta y Ortiz de Ocampo. Según relató anoche Juan Carlos Blumberg, allegado a la familia de la víctima, entre el comisario y la jueza intervinientes trataron de que el hecho no trascendiera a los medios, llegando hasta inducir a que el fallecimiento se habría producido por un edema pulmonar por accidente. Los asesinos están identificados. Cuatro de ellos cuentan con sobrados antecedentes policiales.

Un adolescente de 16 años, que estaba en una reunión con amigos en un departamento y había salido a realizar unas compras, murió ayer tras participar en una pelea entre jóvenes, ocurrida en el barrio de Palermo.

Juan Carlos Blumberg, allegado a la familia del adolescente fallecido, sostuvo que el chico murió cuando fue atacado a golpes por una patota conformada por al menos 10 jóvenes y que los agresores lo persiguieron varias cuadras y le arrojaron una piedra en la cabeza.

El adolescente fallecido fue identificado como Matías Bragagnolo. Según los investigadores, sobre la base de la declaración de testigos, Matías participaba de una reunión de amigos, cuando decidió salir a realizar algunas compras, aparentemente cervezas y cigarrillos.

Marcelo Bragagnolo, padre de Matías, dijo: «Me parece increíble que chicos de entre 14 y 17 años maten a alguien», visiblemente afectado por la pérdida de su hijo al tiempo que afirmó que Matías fue agredido por una piedra y que es algo que «está en el sumario policial». Un hombre que reside en el lugar dijo que vio el momento en el que el muchacho salió junto a otros dos jóvenes y también los observó cuando regresaron corriendo, aparentemente perseguidos por otros menores.

Los investigadores pudieron determinar que los tres muchachos participaron de una pelea callejera con otros nueve o diez jóvenes que se encontraban en la zona. Más tarde, Matías llegó hasta la puerta del edificio situado en la calle Ocampo, donde pidió auxilio porque comenzó a sentirse mal, señaló un jefe policial.

  • Desenlace

    «Entró agitado porque había un grupito que venía corriéndolos. Después de un rato de estar en el hall, se descompuso, le faltó el aire, cayó y quedó muerto», explicó un vecino que observó lo ocurrido. Los médicos que llegaron al lugar a los pocos minutos constataron que el muchacho ya se encontraba sin vida.

    El vocero de la investigación agregó que, por el momento y en principio, tiene toda la apariencia para caratular el caso como «muerte dudosa» y «no de un homicidio».

    «El comisario dijo que, según los datos preliminares de la autopsia, Matías murió de un edema pulmonar agudo, es decir, de muerte natural, pero él jugaba al rugby y al voley, y estaba perfectamente sano», declaró Juan Carlos Blumberg.

    Nueve jóvenes quedaron detenidos en el marco de la investigación por la muerte. Los investigadores intentan determinar cuáles fueron las causas por las que comenzó la pelea, aunque algunas fuentes dijeron que aparentemente todo se inició como consecuencia de un robo.

    Un testigo dijo: «Se decía que le había sacado un celular a uno de los chicos que los venían persiguiendo. Los corría también un policía que los revisó a todos buscando el celular y como no lo encontró se fue».

    En tanto, el ingeniero Blumberg declaró estar «muy molesto con todo esto porque en la comisaría escuché que decían que esta situación no tenía que trascender a los medios».

    El caso, caratulado como muerte por causas dudosas, es investigado por el Juzgado Nacional de Menores de la Capital Federal número 1 a cargo de María Teresa Slguerido.
  • Dejá tu comentario