Liberaron al policía que provocó la muerte de un hombre tras pegarle una patada

Información General

El oficial inspector Esteban Ramírez está acusado de "homicidio preterintencional" que prevé una pena de entre 1 y 3 años de prisión y reclusión de entre 3 y 6 años.

El efectivo de la Policía de la Ciudad que le pegó una patada a un hombre que había sido denunciado por obstruir el tránsito en el barrio porteño de San Cristóbal y le provocó la muerte, tras caer al piso, fue liberado este miércoles por decisión de la Justicia pero seguirá siendo investigado.

Se trata del oficial inspector Esteban Ramírez, quien fue excarcelado, según pudo saber NA de fuentes judiciales, bajo caución juratoria, por lo que tendrá que presentarse periódicamente ante el juzgado e informar sobre cualquier viaje que realice.

El pedido de excarcelación había sido presentada este martes por la defensa de Ramírez luego de ser indagado por la jueza en lo criminal y correccional N°8, Yamile Bernan, por el delito de "homicidio preterintencional".

El delito por el cual Ramírez está imputado es excarcelable, y prevé una pena de entre 1 y 3 años de prisión y reclusión de entre 3 y 6 años.

Este martes y ante la justicia, el oficial dijo que su deber "era impedir que el sujeto siguiera armado en la calle" y que golpeó al hombre a la altura del estómago "para que perdiera aire y se doblara hacia adelante", y que "lo sorprendió que Gómez cayera hacia atrás".

Además, Ramírez declaró que usó "la fuerza mínima indispensable y no una fuerza abusiva como para quitarle la vida".

Raúl Alcalde, el letrado que defiende al oficial inspector Ramírez expresó que el policía "entiende que ha cumplido su deber, pero obviamente está afectado porque sabe que le ha dado muerte a una persona, que es un efecto no querido, él nunca lo deseó".

El letrado también manifestó que el oficial "tiene el remordimiento de cualquier persona que sabe que ha quitado una vida" pero sostiene que "actuó con la intención y con los efectos necesarios para haberlo reducido y no comprende lo que pasó".

El hecho ocurrió el pasado lunes alrededor de las 7 cuando se dio aviso a la Policía porque una persona, presuntamente alcoholizada y armada con un cuchillo, se encontraba interrumpiendo el tránsito en Carlos Calvo al 2600.

Una pasajera llamó al 911 para denunciar las amenazas que efectuaba este hombre desde la calle.

Tras darle la voz de alto al sujeto, que se encontraba en la zona de detención de colectivos, uno de los cuatro policías que lo abordaron le aplicó al hombre una patada en la parte baja del pecho.

Desmayado, el hombre fue llevado por una ambulancia a un hospital, pero en el centro de salud comprobaron que ya había muerto.

El resultado de la autopsia determinó que Gómez falleció como consecuencia de una fractura de cráneo debido al golpe sufrido al caer tras la patada.

Dejá tu comentario