Porque no se entregó, renunció el abogado que defendía al joven que agredió al playero

Información General

Carlos Manuel A. sigue prófugo y pesa sobre él una orden de captura, firmada por la jueza Carla Cavallieri. Su familia decidió no entregarlo a las autoridades y nadie sabe nada sobre su paradero. En ese marco, el abogado que lo patrocinaba, José Pereyra, confirmó que no será más su representante legal.

Mientras Carlos Manuel A., el adolescente de 17 años que golpeó al playero de un estacionamiento, sigue prófugo de la Justicia, su abogado José Pereyra renunció ayer a la defensa en el caso. Argumentó que tomó esa decisión porque su cliente “no se puso a derecho”, tras la violenta agresión.

El joven agresor sigue prófugo y pesa sobre él una orden de captura, firmada por la jueza Carla Cavallieri. Su familia decidió no entregarlo a las autoridades y nadie sabe nada sobre su paradero. En ese marco, el abogado que lo patrocinaba, confirmó que no será su representante legal.

“Hago saber mi renuncia al cargo de defensor particular del menor, teniendo en cuenta la actual situación de incertidumbre, por la cual dejo en libertad a sus progenitores para decidir el nombramiento de un nuevo profesional o un defensor oficial que continúe la labor en la defensa”, expresó el abogado José Pereyra.

El letrado había advertido que si su cliente “no se ajustaba a derecho” y se entregaba a la Justicia, para continuar con la investigación del caso, se apartaría de la defensa. Al continuar fuera del radar de las autoridades judiciales y no entregarse, es que Pereyra se apartó del caso.

El viernes pasado, el fiscal juvenil Mauro Tereszko solicitó a la jueza Carla Cavallieri la detención de Carlos Manuel A. . La magistrada firmó la solicitud ese mismo día a la noche y se libró la orden de arresto. Desde ese momento, el adolescente está prófugo.

Desde el entorno del joven agresor de 17 años, habían dicho que la decisión de mantenerse prófugo es pura y exclusivamente de sus padres. “Lo conversado con la familia era que se iba a presentar el viernes pero cuando vieron que salió la orden de detención se asustaron y ahora no quieren saber nada. El chico ya no decide sino que son los padres los que tienen las riendas de su destino. Por el momento no quieren ponerlo a derecho”, aseguraron.

Esto fue el motivo que preocupó a José Pereyra, cuando ayer se reunió con la familia de Carlos Manuel A. y decidió analizar la situación procesal de su defendido.

Desde el día 19 de noviembre, Arturo López, un trabajador de la playa de estacionamiento del barrio de Monserrat, permanece internado en estado crítico, en la terapia intensiva de la clínica ITEBA, por un “trauma craneoencefálico moderado, con una hemorragia intraparenquimatosa y hemorragia subdural”.

Temas

Dejá tu comentario