Primeras imágenes del lugar de la tragedia

Información General

La ciudad rionegrina de Los Menucos vive horas de profundo dolor luego del terrible accidente en el que un avión cayó y ocasionó la muerte de 22 personas.

Fuentes de la intendencia aseguraron a ámbito.com que los familiares de las víctimas fatales comenzaron a llegar al lugar. Las personas fueron recibidas en el gimnasio municipal, donde la conmoción es protagonista.

Los voceros indicaron a este medio que el panorama en el lugar del siniestro es inédito y "las imágenes son dantescas". Las autoridades y los peritos trabajan en la zona sin poder determinar aún cómo será la entrega de los restos a los parientes de los fallecidos.

"Los cuerpos están irreconocibles", dijo una de las fuentes. Otro vocero indicó que "lo que no se quemó quedó destrozado". Y agregó que al ingresar al lugar donde se precipitó la nave no vio cuerpos sin vida sino manos y piernas esparcidas en el suelo.

La intendenta Mabel Yahuar recibió a familiares de las víctimas en un predio junto a médicos, especialistas en salud mental y se esperaba el arribo de autoridades del Gobierno provincial. "Se dispuso el albergue en el gimnasio municipal para recibir a los familiares que pudieran llegar", dijo la funcionaria.

Además, contó que "naturalmente todo el pueblo está conmovido por la tragedia" y detalló que "en el hospital hay personal del área de salud mental preparado para la contención de aquellas personas que pudieran necesitar atención profesional".

"En la madrugada asistimos también con café y alimentos al personal policial y de bomberos que se encuentra resguardando el perímetro del lugar mismo del accidente", agregó Soraya Yahuar.

Por otra parte, contó, en base al testimonio de quienes llegaron al lugar del siniestro protagonizado por el vuelo 5428, que "el avión quedó destrozado e incendiado, esparcido en el campo". El punto exacto donde cayó la máquina se ubica en una planicie baja, a unos 2.000 metros al sudoeste del ruta provincial 58, en un campo cuyo propietario es el poblador Pedro Ñonquepán.

El hombre observó, alrededor de las 22 de anoche, una "bola de fuego" que caía desde el cielo y se trasladó a la casa de un vecino, a unos 700 metros de distancia, para pedirle que fuera en su camioneta hasta Los Menucos para avisar del suceso.

"Pero antes de la caída (de la aeronave) hubo gente aquí en el pueblo que escuchó el ruido de un avión sobrevolando a baja altura", dijo también Soraya Yahuar, en su emocionado relato. El paraje Prahuaniyeu ("lugar en donde se sube" según la lengua mapuche) es una población rural de alrededor de 200 habitantes, al pie de la meseta de Somuncura, dedicada a la ganadería lanar.

Prahuaniyeu está a 35 kilómetros al sur de Los Menucos, localidad de 4.500 habitantes situada sobre la ruta nacional 23 y la vía férrea que une Viedma con la ciudad de Bariloche.

Dejá tu comentario