Sin aviones, micros y barcos por humo

Información General

El humo que cubre a la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y vastos sectores de la provincia provocado por la quema de pastizales en zonas de Entre Ríos y del Delta bonaerense siguió extendiéndose durante las últimas horas, y ya son más de 70 mil hectáreas las afectadas por el fuego.

La situación se tornó aún más complicada al punto que obligó a movilizarse a la primera línea del Gobierno, que calificó de "desastre" lo sucedido y acusó a productores "irresponsables" por la quema de pastizales, que se repite tanto en territorio bonaerense como en la provincia de Entre Ríos.

Desde hace varios días, el humo causa inconvenientes en varias rutas de la región, aunque un cambio de los vientos dispersó el fenómeno en algunas zonas luego del mediodía, pero en otras continuó el problema.

  • Rutas 12 y 9

    Las rutas nacionales 12 y 9 fueron cerradas al tránsito en forma total desde Zárate hasta la Ceibas y Rosario, respectivamente, debido al humo que permanece en la superficie, informó la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

    La medida, dispuesta por el Ministerio del Interior, es aplicada por Gendarmería Nacional y las policías bonaerense y de Entre Ríos y se extenderá, al menos, hasta mañana.

    El vocero de la DNV, Ernesto Arriaga, dijo a Télam que se recomienda, "como vía alternativa a Rosario y Córdoba, la ruta nacional 8, la cual se encuentra sumamente poblada de vehículos con demoras de dos horas".

    El cierre fue acordado durante una reunión entre el ministro del Interior, Florencio Randazzo; la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti; los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli, y de Entre Ríos, Jorge Busti, representantes de la DNV, la Comisión Nacional de Regulación de Transporte y Gendarmería.

    A todo esto, Vialidad Nacional informó que la visibilidad casi nula y columnas de humo de casi 30 kilómetros de extensión obligaron esta tarde a cerrar los accesos al puente que une Rosario con Victoria.

    A su vez, la presencia de la intensa humareda obligó esta mañana al cierre de los puertos de Buenos Aires, La Plata, Zárate y Campana, debido a la escasa visibilidad y la imposibilidad de operar.

    La situación en los puertos recién mejoró pasadas las 10:00 de la mañana, y la Prefectura Naval dispuso la reapertura de los mismos, con lo cual la actividad comenzó a normalizarse.

    También la intensa humareda provocó las primeras consecuencias notorias para la salud: hubo pacientes que concurrieron a hospitales oftalmológicos de la Capital por el malestar que sentían en los ojos, entre la noche de ayer y la madrugada de hoy.

    El ministro del Interior, Florencio Randazzo, afirmó esta mañana que "hay 70 mil hectáreas bajo fuego y 295 focos de incendio" en la zona del Delta, y culpó a los "productores agropecuarios" por la situación, a quienes acusó de quemar pastizales para para renovarlos y evitar afrontar costos más altos.

    Además, Randazzo aclaró que la quema de pastizales es un delito y dijo que la misma la
    generan productores agropecuarios con "desinterés" e "irresponsabilidad" para renovar
    pastizales.

    En tanto, al menos cuatro personas fueron a hacerse atender al Hospital Oftsalmológico
    Lagleyze por irritación en los ojos como consecuencia del intento humo, que penetró en las
    casas durante toda la noche y la madrugada.

    En tanto, desde la terminal de ómnibus de Retiro sólo salían los micros que iban a tomar por la Autovía 2 y la Ruta 3, pero no los que iban hacia el norte.

    La presencia del humo también afectó el tránsito en las autopistas Panamericana, Buenos
    Aires-La Plata, Riccheri y el Acceso Oeste, donde la visibilidad, en promedio, era de sólo 100 metros en las primeras horas de la mañana.

    Por otro lado, desde el organismo de Desarrollo Sustentable de la Provincia de Buenos Aires señalaron que ya hay "cerca de 10 mil hectáreas" afectadas por el fuego sólo en territorio bonaerense, en la región del Delta del Paraná.

    Hernán Pantuso, funcionario de ese organismo, subrayó que "el fuego (provocado por la quema de pastizales) ya está afectando y dominando un amplio sector, cerca de 10 mil hectáreas, sólo en la provincia de Buenos Aires".

    "Mientras siga viniendo tanto humo proveniente de los incendios que están más al norte, en
    la provincia de Entre Ríos, va a ser muy difícil el trabajo de las aeronaves" que intentan
    pagar las llamas, precisó el funcionario.

    En la zona del Delta, en la provincia de Buenos Aires, están trabajando efectivos de Gendarmería, brigadistas y personal de 10 cuarteles de bomberos, ayudados por un helicóptero de la Policía provincial y un avión hidrante del Plan Nacional de Manejo del Fuego.
  • Dejá tu comentario