Subtes: al final, los delegados levantaron molinetes y los usuarios viajan gratis

Información General

En medio de cruces con la empresa Metrovías, trabajadores de las cinco líneas de subterráneos permitieron hoy el paso gratuito de pasajeros, como parte de una medida de protesta en reclamo de aumentos salariales.

Los delegados confirmaron que la medida de fuerza se repetirá mañana, durante los mismos horarios y no descartaron convocar a un paro para el jueves en caso de que no se cumplan sus reclamos.

Como consecuencia de la protesta, en las principales estaciones de todas las líneas, los usarios no abonaron pasaje entre las 7:00 y las 10:00, mientras que la situación se reiteró entre las 17:00 y las 20:00.

Por su parte, fuentes de la compañía aclararon que en ningún momento se "liberó" el acceso de pasajeros, aunque lo cierto es que los trabajadores permitieron el paso de los usuarios por las puertas de emergencia o "saltando" los molinetes.

Durante la jornada, Metrovías -que mantuvo las ventanillas de expendio abiertas en casi la totalidad de las estaciones- acusó a los delegados gremiales de "confundir a la gente anunciando una medida (por el levantamiento de molinetes)" que según indicaron nunca se
concretó.

"Los molinetes no están liberados. No fueron liberados por la mañana y no van a ser liberados por la tarde. El servicio se presta con normalidad y ese anuncio de los delegados atenta contra la integridad física de los pasajeros", sostuvo durante la tarde la vocera de Metrovías, Lucila Maldonado.

Sin embargo, los pasajeros podían pasar sin pagar por puertas de acceso que está a un costado de los molinetes.

En tanto, por la mañana, el delegado de los subtes Néstor Segovia denunció que los trabajadores en conflicto habían recibido "amenazas telefónicas" y que no tenían la "seguridad garantizada".

Según anunciaron los delegados, la medida que implicó permitir que los pasajeros accedieran al servicio sin pagar se desarrolló a la mañana en la línea A en Acoyte, Primera Junta y Plaza Miserere; en la línea B en Los Incas, Lacroze, Dorrego y Pueyrredón; en la Línea C en Constitución y Retiro.

En la línea D, en tanto la medida se cumplió en Congreso de Tucumán, Carranza, Palermo y Pueyrredón; en la línea E Virreyes, Entre Ríos, Avenida La Plata, y en el Premetro.

A su vez, entre las 17:00 y las 20:00 la medida se efectuó en la línea A Plaza de Mayo, Perú, Lima y Miserere; en la línea B Alem, Florida, Pellegrini y Uruguay; línea C Constitución y Retiro; línea D Congreso de Tucumán, Carranza, Palermo y Catedral; línea E Bolívar, Belgrano e Independencia; y en el Premetro.

Además de esta situación, la jornada del transporte subterráneo se vio afectada por otros contratiempos que incluyeron servicios interrumpidos y reducidos en las distintas líneas.

Alrededor de las 19:30, el servicio de la línea C se interrumpió por nos minutos, lo que generó numerosos problemas a los pasajeros que emprendían el regresos a sus hogares.

La empresa dijo que un desconocido oprimió un botón de emergencia lo que produjo la interrupción durante ocho minutos.

A la mañana, cerca de las 8:00, se registró un incidente en la misma línea, a la altura de la estación San Juan, cuando se accionó el freno de emergencia de una formación, por lo cual el servicio estuvo paralizado por "entre dos y tres minutos", informó Metrovías.

Al respecto, el delegado Segovia denunció que hubo "una mano negra" y habló de la presencia de "infiltrados".

Los trabajadores vincularon esas situaciones a presuntas operaciones montadas por la empresa, a fin de "prepotearlos".

"Garantizamos que salgan los trenes y si hay algún inconveniente o infiltrado no es responsabilidad nuestra", enfatizó Segovia en ese sentido.

La línea D de subterráneos, en tanto, desarrolló esta mañana un servicio reducido entre las estaciones Catedral y José Hernández por un "problema técnico en el sistema de señales", informó la empresa Metrovías.

La compañía indicó que a las 10:42 "falló una señal" en el sector de la línea que une José Hernández con Congreso de Tucumán, por lo que se debió apelar a un servicio reducido.

Dejá tu comentario