Triple crimen: hallaron rastros de sangre en una de las casas allanadas

Información General

El fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, que investiga el triple crimen de General Rodríguez, afirmó que se hallaron "rastros de sangre de importancia" en una de las viviendas allanadas, en el partido de bonaerense de Quilmes.

El hallazgo fue llevado a cabo en la vivienda de Nicolás Videla 631, donde los investigadores sospechan que Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina fueron llevados secuestrados y probablemente asesinados, antes que sus cuerpos fueron arrojados en un descampado de General Rodríguez, a mediados de agosto de 2008.

El fiscal, en declaraciones radiales, indicó que Martín Lanatta, uno de los cuatro detenidos ayer, formaría parte de un "eslabón intermedio" en la estructura que ordenó los asesinatos y admitió que siente algún temor por su integridad, aunque negó haber recibido amenazas.

Además, dispuso que los otros tres detenidos, entre ellos los hermanos Schillaci, presuntos autores materiales, sean trasladados a Mercedes para tomarles declaración indagatoria.

Por el momento Martín Lanatta, el único de los cuatro detenidos por el triple crimen de General Rodríguez que fue indagado por el fiscal de la causa, Juan Ignacio Bidone, se declaró inocente aunque admitió contactos con Sebastián Forza y conocer a dos de los otros sospechosos.

Fuentes judiciales informaron que tras más de cuatro horas de indagatoria, que se realizó en un edificio anexo de la procuración de la Corte bonaerense, en La Plata, Lanatta mantuvo la posición de inocencia que había adelantado su abogado Leandro Churín.

El sospechoso sí admitió haber tenido contactos con Forza, aunque negó haberlo llamado por teléfono el 7 de agosto de 2008, cuando desaparecieron las tres víctimas, dijeron los informantes.

Según las fuentes, por otro lado, Lanatta dijo que conoce a los hermanos Víctor Gabriel y Marcelo Schillaci, también detenidos por el triple crimen.

En su descargo, el sospechoso tampoco acusó a otras personas mencionadas en la causa, agregaron las fuentes.

Tras la indagatoria, Lanatta fue trasladado a una sede policial de Vicente López.

En tanto, los peritos realizaron la prueba del "Luminol" en la casa de Videla 631 de Quilmes para ver si existen rastros de sangre en el lugar, ante la sospecha de que las víctimas pudieron haber sido asesinadas allí.

Dejá tu comentario