A 18 años del primer video viral: un caso de bullying y ciberacoso

Información General

Hace 18 años Ghyslain Raza se convirtió en protagonista del primer video viral con "Star Wars Kid", una secuencia de imágenes que lo mostraban imitando una lucha de la exitosa película.

Hace 18 años Ghyslain Raza se convirtió en protagonista del primer video viral con “Star Wars Kid”, una secuencia de imágenes que lo mostraban imitando una lucha de la exitosa película.

El video, que era una grabación privada de Raza, fue publicado en la web por dos compañeros del chico cuando lo olvidó en la escuela. Pero la repentina fama del entonces adolescente canadiense se transformó en pesadilla.

Tras la aparición del primer video un desarrollador de videojuegos llamado Bryan Dube publicó una versión en la que reemplazó el palo de escoba por un sable láser de verdad. Y la viralización no sólo se extendió, sino que llegó acompañada de bullying y ciberacoso.

star wars kid 2.mp4

El video viral se transformó rápidamente en un caso de bullying y ciberacoso

Ghyslain Raza comenzó a recibir todo tipo de insultos y burlas, tanto en la web como en la escuela. “Habría preferido que el vídeo hubiese permanecido privado”, dijo el joven en una entrevista con The New York Times. “La gente se reía de mí, no fue divertido”, añadió.

El acoso fue tal que abandonó el colegio al que asistía y debió ser internado por un tiempo en un hospital psiquiátrico. Actualmente Raza es abogado y trabaja en una fundación.

¿Qué es el ciberacoso?

Según UNICEF, el ciberacoso es acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales. Puede ocurrir en las redes sociales, las plataformas de mensajería, las plataformas de juegos y los teléfonos móviles. Es un comportamiento que se repite y que busca atemorizar, enfadar o humillar a otras personas. Por ejemplo:

  • Difundir mentiras o publicar fotografías vergonzosas de alguien en las redes sociales.
  • Enviar mensajes hirientes o amenazas a través de las plataformas de mensajería.
  • Hacerse pasar por otra persona y enviar mensajes agresivos en nombre de dicha persona.

El acoso cara a cara y el ciberacoso ocurren juntos a menudo. Pero el ciberacoso deja una huella digital; es decir, un registro que puede servir de prueba para ayudar a detener el abuso.

Dejá tu comentario