Es necesario fijar una fecha de inicio de actividades del turismo

Lifestyle

El turismo no es una industria sólo recreacional: también nuclea el mercado corporativo, el turismo de reuniones, el estudiantil, entre otros.

La industria hotelera está atravesando la peor crisis en su historia. Estamos ante una caída del 17% del sector que, comparado con la caída del 10% en la crisis 2001-2002, resulta en una caída 70% mayor. Esto ha generado que entre febrero y mayo se hayan perdido 76.000 puestos de trabajo en el sector, y hayan dejado de operar casi 4.000 emprendimientos turísticos.

En ese sentido, es que consideramos que una ley de emergencia es urgente y necesaria. En total se presentaron más de 10 proyectos de ley. Tuvimos la oportunidad de manifestar las necesidades del sector privado a todos quienes estuvieron dispuestos a escucharnos. Finalmente, el proyecto que, en principio, habría sido aprobado el martes en la Cámara de Diputados es un primer paso hacia los paliativos que necesita el sector para no desaparecer.

Las aperturas provinciales son un buen comienzo. Pero ante cualquier crecimiento de casos, estas aperturas han sido suspendidas, lo cual genera un clima de mucha adversidad en la industria turística. Creo que indudablemente ha llegado el momento de comenzar a amigarnos con el turista, quien dinamiza las economías regionales en todo el país, y de confiar en la responsabilidad individual de cada ciudadano argentino.

Previo a la cuarentena veníamos en buen camino; habíamos logrado récord de turistas internacionales y más de 16 millones de pasajeros transportados en Argentina anualmente. Ese número, tristemente con la partida de LATAM, se reduce en un 20% como mínimo. SI a eso le sumamos la pérdida de la conectividad que aportaban otras líneas internacionales como Emirates y Qatar, va a ser muy difícil recuperar el flujo de turistas que estábamos empezando a acostumbrarnos a recibir.

El principal desafío actualmente es poder fijar una fecha fehaciente de inicio de actividades para el turismo. Para poder empezar a vender con certeza no sólo a los mercados nacionales sino también a los internacionales. El turismo no es una industria sólo recreacional: también nuclea el mercado corporativo, el turismo de reuniones, el estudiantil, entre otros.

Otro gran desafío a corto plazo es volver a unir el país. Esta separación de fronteras interiores con protocolos diferentes entre sí, es algo que no tuvo ningún equivalente en ningún lugar del mundo, y creo que es el primer desafío que tenemos como argentinos. Abrir las fronteras internas para que podamos circular libremente.

En el mediano plazo, la clave es iniciar la recomposición del turismo internacional. El resto del mundo ya lo inició, por lo que vamos a tener que trabajar arduamente para poder alcanzarlos. Por ejemplo, en otros lugares del mundo ya se están realizando eventos, conciertos y otras actividades del turismo de reuniones con los protocolos que ya están disponibles también en Argentina. Este paso es fundamental para la industria.

(*) Presidente de la Asosiación de Hoteles de Turismo (AHT)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario