El sueño del vino propio

Lifestyle

Francisco Evangelista lidera y gestiona Crowdfarming.Wine, una empresa que tiene el objetivo de desarrollar un centro de operaciones para nuevas marcas de vino, su producción y comercialización, todo unificado en un solo lugar.

La fantasía de todo sibarita es abrir su propio restaurante, seleccionar los mejores productos y regar todo con su propio vino. Hay muchos tipos de vinos en el mundo. Algunos te asombran, te tientan, son dulces o amargos o secos. Hay vinos de chocolate, de hielo, de meteorito, de pétalos de rosa y el famoso Tojaki -hecho en Hungría- declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Pero quien probó el vino argentino no lo duda más. Nuestros vinos -y si son mendocinos aún más- son un viaje de ida.

Francisco Evangelista creció entre uvas. Su abuelo, su papá, toda su familia trabajó en la industria del vino. “A decir verdad, todo mendocino ha tenido cercanía con el vino en algún momento de su vida. Y muchos hicimos de eso una pasión. Vengo de una familia de vino. Mi padre trabajó toda la vida en la industria manejando la Finca Flichman por más de 30 años y desde siempre tenemos viñedos propios así que crecí observando y aprendiendo de esta industria. Estudié agronomía y mi orientación siempre fue hacia la enología. Trabajé en Usa en la elaboración de vinos de alta gama y luego me vinculé a un proyecto de desarrollo inmobiliario vitivinícola durante 14 años acá en Mendoza”, cuenta Evangelista.

Gen emprendedor

Todo evoluciona y por esa razón decidió independizarse y crear, en el productivo Valle de Uco, la empresa Crowdfarming.Wine, un concepto que comenzó a finales de 2018 con el objetivo innovador de desarrollar un centro de operaciones para nuevas marcas de vino, su producción y comercialización, todo unificado en un solo lugar. La idea es facilitarles a todos aquellos que alguna vez soñaron con participar de la industria del vino la posibilidad de hacerlo con una inversión accesible. “Nosotros producimos la uva, la seleccionamos, cosechamos, producimos el vino, seleccionamos las botellas, creamos el packaging personalizado y la estética conceptual de cada cliente, les armamos las redes sociales y su página web y les definimos el destino comercial, encargándonos de manera activa de vender su vino a nuestros clientes. Es un negocio posible, llave en mano único, muy a medida del cliente y que requiere de extrema expertice en cada eslabón de la cadena, desde la uva hasta la llegada de la botella al consumidor directo”.

La clave de Crowdfarming.Wine es que se desarrollan proyectos de vinos personalizados sostenibles económicamente. “Crear un vino no es difícil, crear la marca tampoco, lo complicado es venderlo y sostener el negocio en el tiempo y que presente buenos márgenes de ganancia. Esa es nuestra característica distintiva, generar negocios sanos y sostenibles para nuestros clientes” explica.

evangelista 2.jpg

Lo primero que hace la empresa es analizar a fondo los motivos que cada uno de ellos tiene para armar estas marcas, y se define entonces qué varietales y las mejores regiones de origen, para ajustar bien todas las variables y dar bien con el producto que cada uno está buscando. “Son tantas las variables que modifican el tipo de vino, que creamos este modelo de negocio atendiendo al acceso que tenemos a viñedos de todo el país y accediendo a diversas vinificaciones logramos dar este servicio vip único”.

Pymes en problemas

Francisco, gran conocedor de los vaivenes de la industria vitivinícola sostiene que “la matriz de producción de uvas de vino en Argentina, así como en muchas otras regiones vitivinícolas del mundo, se está deteriorando, dejando a los pequeños y medianos productores al borde de la bancarrota. Es esto que nos motivó en la creación y desarrollo de una sólida estructura comercial de vinos de lujo, donde los productores puedan beneficiarse de la integración de la cadena y participar de los márgenes que solo la industria del vino de lujo es capaz de generar".

Actualmente realizan ventas y distribución en Argentina, Canadá, Brasil, México, US, UK y Alemania. Comercializan el 85% de la producción en el exterior y producen poco más de 200.000 botellas al año.

“Nuestra empresa prevé nuevas y grandes oportunidades de crecimiento a nivel nacional e internacional. Estamos charlando con posibles inversores para que aporten capital para aumentar la producción de vino de nuestros clientes a un costo más bajo, invertir en canales y asociaciones de distribución de vino más eficientes, comprar tecnología agrícola actualizada, sensores, cámaras, etc. (principalmente de Australia) y las proyecciones apuntan a llegar al medio millón de botellas en 5 años. Los 7 países a los cuales queremos exportar son USA, UK, Canadá, Holanda México, Brasil y Alemania” explica el empresario.

La empresa trabaja en la creación y desarrollo de una sólida estructura comercial vitivinícola, donde los productores se beneficien de la integración en cadena, y hacerlos partícipes de los márgenes que solo la industria del vino de lujo es capaz de generar. Ofrecen metodologías de agricultura y vinificación inteligentes y cooperativas, que garantizan la optimización de la producción, la reducción de los costos de cultivo, el aumento de la calidad y la trazabilidad (blockchain), y facilitan la comercialización y venta del vino.

Mercado de alta gama

Los vinos de lujo son el segmento más rentable de la industria. Esta categoría tiene un precio más alto que aquellos que no son de lujo, lo cual contribuye a mayores ingresos. Sin embargo, el costo de producir vinos de alta gama también es mucho mayor. Para aumentar el margen, los vinos de lujo deben tener más poder de fijación de precios que su costo adicional de producción. “Una clave para aumentar el margen es un mejor control de los canales de distribución, con relaciones muy estrechas con los importadores y distribuidores que conducen a menos descuentos. Vender más vino directo al consumidor, pasando por alto las capas del canal de distribución, también permite optimizar el negocio”.

Si bien Crowdfarming.Wine es conocido por sus servicios de elaboración de vinos personalizados, se proyectan hacia una serie de segmentos comerciales que impulsan los crecientes ingresos de la empresa. Crowdfarming.Wine brinda soluciones integrales a todos los que alguna vez soñaron con tener su vino propio. “Hemos visto que innumerables esfuerzos y sueños de éxito en el mercado del vino se desmoronan ante el considerable costo financiero y emocional para los empresarios”, concluye Evangelista.

Temas

Dejá tu comentario