Economía

Límite de CGT a CTA: "Primero retiren denuncias", dice Acuña

El promocionado regreso de la dirigencia de la CTA a la CGT, impulsado por Alberto Fernández, chocó con los reparos de la central mayoritaria y encontró la primera objeción formal en uno de sus jefes: “si quieren volver, que renuncien a todas las denuncias que hicieron contra el modelo sindical”, avisó Carlos Acuña. El gremialista, que reporta a Luis Barrionuevo, lanzó la advertencia en diálogo con este diario en la previa a una reunión de la “mesa chica” de la CGT que debatirá esta semana el pedido de la central alterna.

“Si quieren volver son bienvenidos. Antes tendremos que analizarlo en un plenario de delegados o en un Congreso”, sostuvo el jefe del gremio de personal de estaciones de servicios. Acuña puso como condición, además, la retirada de las denuncias que hizo “por años” la CTA ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por la presunta violación de la Argentina al convenio 87 sobre libertad sindical.

Acuña blanqueó el tono de un encuentro del jueves pasado en un campo recreativo del gremio de municipales porteños (Sutecba) donde medio centenar de dirigentes midió con una mezcla de desagrado e indiferencia el anuncio que horas después oficializaría el titular de la CTA de los Trabajadores, el docente Hugo Yasky. Rodeado por Alberto Fernández y Hugo Moyano, el dirigente confirmaría ese día la intención de iniciar gestiones para el retorno a la CGT de los gremios que componen esa fracción. Tras el encuentro en Sutecba, el ferroviario Omar Maturano (La Fraternidad) le había expuesto a este diario la postura mayoritaria: “parece que ahora (los miembros de la CTA) quieren ser burocráticos como nosotros”.

Si la queja de la CGT hasta ahora no había sido más ostensible fue porque buena parte del peso de la iniciativa de la CTA había partido del candidato del Frente de Todos, a quien la casi totalidad del sindicalismo tradicional respalda. Fernández incluso le encargó a Héctor Daer, el otro cosecretario general de la CGT, sondear entre sus pares la posibilidad de una fusión entre centrales. La gestión recibió una pronta negativa del grueso de los sindicalistas.

Acuña, que se incorporó a la campaña de Fernández como referente del Frente Renovador de Sergio Massa, se ocupó de aclarar que cualquier intención unionista de la CTA deberá contemplar que “la CGT es la única central obrera de la Argentina”. Es decir que el mecanismo de incorporación, según Acuña, debería ser por gremios, de forma individual, y a través de la normalización del estatus de afiliación a la CGT.

En tanto, el líder de los estacioneros se refirió a las gestiones en paralelo con el sector disidente que encabeza Moyano para la reunificación de la central y admitió la posibilidad, en un eventual acuerdo de partes, de anticipar la renovación de autoridades prevista por ahora para agosto. “Si hay una conversación y un acuerdo en beneficio de los trabajadores no veo inconveniente en adelantar un congreso para elegir una nueva conducción”, apuntó Acuña. El Frente Sindical por el Modelo Nacional, que además de los camioneros de Moyano cuenta en sus filas con la Asociación Bancaria y los mecánicos del Smata, entre otros gremios, impulsa anticipar el recambio en la conducción de la CGT para alinearlo lo más posible con la eventual asunción presidencial de Alberto Fernández.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario