Política

Macri piensa en Córdoba para cierre de campaña

El Gobierno refuerza adhesiones en geografía amiga y espera encuentro con el gobernador. El miércoles, el Presidente recorrerá Río Cuarto y San Francisco.

Una elección que minimizaba y hasta intentó suspender, recobra en el último tramo de campaña para el Gobierno otro significado, con la impronta de definiciones si se toman las PASO como la encuesta nacional que terminará de posicionar a los candidatos y confirmará, o no, si la polarización es tan tajante como se revela. Como sea, el Gobierno quiere repetir algunos pasos de las elecciones anteriores, como la tradición del cierre de campaña en la provincia de Córdoba, más precisamente en la ciudad capital de ese distrito y en la misma plaza, la Plaza de la Música, donde el oficialismo realizó actos para cerrar las arengas hacia la votación presidencial de 2015 y la legislativa de los dos años siguientes. Se trata de un complejo que, con similitud a la Usina del Arte porteña, es el edificio de la ex Usina Mendoza que se construyó en 1910 y donde originalmente funcionaba una planta industrial para la generación de energía eléctrica de la ciudad.

Pero no será sólo por cábala, claro. Esta semana Mauricio Macri tiene previsto recalar nuevamente en Córdoba, una geografía que también recorrerá su principal rival (ver nota aparte) y donde el Presidente recolectó más de 1 millón y medio de votos en la segunda vuelta (casi 72% del padrón cordobés) que lo consagró al cargo. La aritmética electoral es tentadora para que el Gobierno busque retener adhesiones en el distrito que considera un “bastión del cambio”.

Este miércoles Macri llegará a San Francisco y visitará también Río Cuarto, mientras que está previsto que el cierre de campaña se realice el próximo 7 agosto, al filo de la veda hacia las PASO del domingo 11. Sería la tercera vez que Macri cierre su campaña electoral en Córdoba. En esos días, inclusive,el Gobierno espera que se concrete la reunión con el gobernador Juan Schiaretti, más allá de que el mandatario provincial se haya considerado prescindente para las próximas elecciones y no apoye a ningún candidato. Ya recibió a Alberto Fernández, pero no pudo concretar la foto con Macri porque cuando el Presidente desembarcó en la provincia, se encontraba de viaje. El gobernador, de todos modos dijo que recibiría a todos los candidatos que lo quisieran entrevistar.

Además, con un cambio en el humor del electorado, el sello Juntos por el Cambio se anima nuevamente a salir de timbreo manteniendo las prácticas de sus campañas, que incluyen exprimir las redes sociales, como lo harán los principales candidatos incluyendo trasmisiones en vivo por Facebook. Mientras el Presidente recorra el miércoles y jueves el interior de la provincia, el precandidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, hará su propio periplo, pero en la provincia de Neuquén.

De esa manera los principales puntos en los que mantendrá presencia Macri para aumentar las chances de su reelección serán, además de Córdoba, los dos que gobierna el PRO: la Ciudad de Buenos Aires y la provincia, donde se muestra junto a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, como la semana pasada cuando en un club de barrio porteño participó de una choripaneada, en la que también estuvieron funcionarios de la Capital y el candidato a vicejefe, Diego Santilli.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario