Ambito Nacional

Moreno: Festa le pide ayuda a la intendenta electa y se complica el traspaso

El jefe distrital no les pagó un aumento a los trabajadores de ATE y sostiene que Mariel Fernández debe hacerse cargo porque "la entidad gremial militó en su campaña".

El intendente Walter Festa no recibió nada bien la noticia de que le abrirían internas en su camino a la reelección. Y la consiguiente aparición de Mariel Fernández significó un cimbronazo que lo obligó a poner a parte de sus funcionarios como precandidatos a jefe municipal con la intención de dividir el voto. El plan no funcionó y la dirigente del Movimiento Evita logró un triunfo rotundo en las PASO que terminó de confirmarse en las generales cuando se impuso por más de 30 puntos ante el candidato de Juntos por el Cambio.

A partir de ahí, nada mejoró. Y lo que tenía que ser una transición en orden se convirtió en un cruce entre ambos. A través de Facebook, Festa se dirigió a Fernández para pedirle ayuda. “Le agradeceré que intervenga ante ATE, dado que delegados se encuentran concentrados en impedir la recaudación municipal y así el pago de los salarios. Le solicito su ayuda en este sentido, dado que es de público conocimiento que dicha entidad gremial militó activamente su campaña y de seguro la consideran a usted una referente importante. Así las cosas, espero que me informe lugar, día y hora para reunirnos y poder dialogar sobre la situación del Municipio y de los morenenses, y realizar una transición responsable”.

Las protestas de los municipales llegaron luego de que el actual jefe municipal no cumpliera con el aumento salarial del 7,5 por ciento para octubre y noviembre. El origen del conflicto fue que Festa afirmó que había alcanzado un acuerdo tras una comunicación con la intendenta electa, pero Mariel Fernández debió salir a desmentirlo.

“Tomamos conocimiento a través de una publicación del intendente, de un acuerdo gremial supuestamente respaldado por la próxima intendenta. Aclaramos que en esa comunicación que menciona Festa se le solicitó que nos brinde la información respecto de cantidad de empleados municipales y sueldos. Pero jamás respondió. No corresponde que incluyan esa comunicación sobre un acuerdo que nunca existió”, escribió en las redes sociales.

Está claro que la relación entre ambos no es buena. Y que la comunicación está rota. “Por este medio, y como lo hice por WhatsApp hace pocos días, cumplo en informarle que la planta municipal cuenta con 5.300 trabajadores. Que el salario neto mensual significa unos 158 millones de pesos y un bruto de 215 millones, que el aumento de 7.5% generaría un adicional de 9 millones”, agregó Festa en su mensaje, para cerrar diciendo que “quedo a disposición ante cualquier otra información que necesite para planificar su gestión futura”.

“Mal perdedor. Lo que no entiende Festa es que con su accionar pierden los vecinos a los que él hoy representa y por los que todavía debe responder. Es una actitud de venganza para un hombre que hizo la peor gestión de todo el Conurbano”, asegura un concejal que responde a Fernández.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario