Países aceleran evacuaciones desde Afganistán antes de la retirada de EEUU y en medio del caos

Mundo

La incertidumbre radica en si las aerolíneas comerciales de todo el mundo están dispuestas a aterrizar en un aeropuerto ahora comandado por los talibanes.

La desesperación y el caos crecieron hoy entre los miles de afganos que quieren huir de los talibanes y varias naciones aceleraron sus evacuaciones desde el aeropuerto de Kabul, luego que Estados Unidos ratificara que el 31 de agosto completará su salida de Afganistán y pondrá fin a sus propias evacuaciones, y pese a que el movimiento islamista ahora en el poder prometió permitir la salida de norteamericanos y afganos después de esa fecha.

Mientras crecen los rumores de una inminente confrontación militar entre los talibanes y milicias que prometen resistir al cambio de Gobierno al noreste de Kabul, la capital, en esa ciudad, la desesperación y el caos entre aquellos que quieren abandonar el país crece con el correr de los días y ante la cercanía de la fecha límite impuesta por Estados Unidos.

Washington lleva el peso de la seguridad en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de la capital, epicentro de las evacuaciones y el único lugar que sigue controlando del país, en parte por un acuerdo con los talibanes.

Hoy, en un intento por aplacar la lluvia de críticas por no extender el plazo del 31 de agosto, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, informó que los talibanes se comprometieron a permitir que ciudadanos estadounidenses y afganos en riesgo salgan de Afganistán cuando Washington se retire.

En conferencia de prensa, el jefe de la diplomacia del gobierno demócrata de Joe Biden sostuvo que "los talibanes han asumido compromisos públicos y privados para proporcionar y permitir un paso seguro para los estadounidenses, para los ciudadanos de terceros países y para los afganos en riesgo a partir del 31 de agosto".

Según Blinken, al menos 4.500 ciudadanos de los 6.000 estadounidenses que querían salir de Afganistán ya habían sido evacuados, por lo que restan 1.500.

"Nos estamos contactando agresivamente con ellos varias veces al día a través de múltiples canales de comunicación (...) para determinar si todavía quieren irse", agregó, citado por la agencia de noticias AFP.

En otro intento por calmar en la capital un clima cada vez más tenso, que terminó con siete muertos en los alrededores del aeropuerto internacional, los talibanes afirmaron hoy que cuando se retiren las tropas estadounidenses se reanudarán los vuelos comerciales y todos aquellos afganos "con documentos legales podrán viajar" al exterior desde de Kabul.

Los vuelos fueron interrumpidos desde la llegada del talibán al poder de Afganistán, el último 15 de agosto.

"Las personas con documentos legales pueden viajar a través de vuelos comerciales después del 31 de agosto", tuiteó el portavoz talibán Suhail Shaheen luego de una reunión en Qatar con el enviado especial de Alemania en Afganistán, Markus Potzel.

"Me aseguró que los afganos que posean documentos válidos seguirán teniendo la posibilidad de viajar en vuelos comerciales después del 31 de agosto", afirmó Potzel en Twitter.

Pese a que más de 82.000 personas huyeron de Afganistán desde que los talibanes tomaron el control hace 10 días, Estados Unidos cesará las evacuaciones el 31 de agosto, fecha límite para retirarse de Kabul, y ningún otro país podrá continuar con sus vuelos de rescate sin la presencia estadounidense.

La incertidumbre radica en si las aerolíneas comerciales de todo el mundo están dispuestas a aterrizar en un aeropuerto ahora comandado por los talibanes.

Y mientras esta incertidumbre crece también la desesperación por subirse a alguno de los últimos vuelos garantizados de este mes.

El ministerio de Defensa ruso informó que cuatro aviones con más de 500 personas despegaron de Kabul y se dirigían a Rusia.

Los aviones trasladan ciudadanos de Rusia, Bielorrusia, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán y Ucrania en el que es el primer puente aéreo ruso desde que comenzaron las evacuaciones.

Otro grupo con ciudadanos afganos podrá viajar a Rusia una vez que el aeropuerto de Kabul reabra para vuelos regulares, informó un representante de la comunidad afgana en Rusia, informó la agencia de noticias rusa Interfax.

Por otra parte, la jefa de Gobierno Angela Merkel dijo hoy que Alemania mantendrá lo máximo posible las evacuaciones de personas que huyen de Afganistán por temor a los talibanes, aunque la principal agencia de noticias del país dijo que la operación culminará en dos días.

Algo similar dijo el vocero del Gobierno francés, Gabriel Attal, en diálogo con la cadena de noticias CNN: "Continuaremos el mayor tiempo posible. Debido a la extrema tensión en el terreno ... y la salida programada de las fuerzas estadounidenses, estas evacuaciones son una verdadera carrera contra el tiempo."

Polonia, en cambio puso fin hoy a las evacuaciones en Afganistán, convirtiéndose en uno de los primeros países occidentales en detener las operaciones de ayuda a las personas que quieren abandonar el país.

España, en tanto, informó que un millar de afganos llegaron al país desde el jueves pasado en aviones españoles cuya capacidad va "al máximo" para evacuar a la mayor cantidad de personas en el menor tiempo posible.

"Los aviones aprovechan al máximo sus capacidades de transporte para evacuar al mayor número de colaboradores afganos en el menor tiempo posible dentro del operativo Dubai-Kabul-Dubai", dijo el Ministerio de Defensa español en Twitter.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, dijo que "Occidente ha fallado a los afganos" y destacó que los soldados españoles hacen "un esfuerzo sobrehumano, exponiendo su vida".

Hungría, por su parte, anunció hoy que cesará pronto sus operaciones de evacuación en Afganistán, tras haber extraído a más de 500 personas en los últimos días.

El comandante del ejército húngaro anunciará el momento exacto del final de las operaciones de rescate, "lo que podría suceder hoy", anticipó el canciller Peter Szijjarto en conferencia de prensa.

Los evacuados son ciudadanos afganos que ayudaron a las fuerzas militares húngaras en Afganistán y sus familiares, agregó Szijjarto, quien subrayó que solo aceptarán solicitudes de asilo con esos perfiles.

Países Bajos, por su parte, informó que hoy aterrizaron dos vuelos en Ámsterdam con 299 personas, 54 de ellas ciudadanos neerlandeses, mientras que otras 227 personas llegaron a Estocolmo tras ser evacuadas de Kabul, con lo que ya son 771 las personas rescatadas por el país escandinavo.

Hasta el momento, casi 60.000 personas, entre extranjeros y afganos, han sido evacuadas del país desde el aeropuerto de Kabul desde el 14 de agosto, la mayoría de ellas en vuelos militares estadounidenses, según cifras de Washington. Pero una multitud sigue congregada fuera de las instalaciones esperando la oportunidad de salir.

Dejá tu comentario