Alemania sigue inflexible contra los "coronabonos"

Mundo

La canciller Merkel ratificó que Alemania buscará otra forma para que la UE auxilie económicamente a los países más afectados por el coronavirus.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, reiteró este jueves que no hay "consenso político" sobre los llamados "coronabonos" que piden los países más afectados de Europa por la pandemia del coronavirus, como Italia, España y Francia, y se mostró "precavidamente optimista" sobre la situación provocada por el COVID-19 en su país.

En una videoconferencia entre los miembros de su bloque, Merkel volvió a rechazar un endeudamiento mutualizado por parte de los países de la Unión Europea (UE) para hacer frente a las consecuencias económicas de la crisis por coronavirus.

Está previsto que los ministros de la UE reanuden sus negociaciones esta tarde en busca de medidas fiscales para paliar los efectos de la pandemia tras no haber logrado superar sus diferencias en las prolongadas conversaciones mantenidas a principios de esta semana.

No obstante, la canciller de Alemania, que aseguró que la curva de contagios se está ralentizando al fin en el país, recalcó que los ministros de Finanzas de la UE se encuentran "cerca de lograr un pacto sobre la respuesta económica ante la pandemia de coronavirus", informó la agencia Europa Press.

"Espero que haya una solución. Eso sería una gran señal", afirmó Merkel antes de manifestar que existen "otras muchas maneras" de mostrar solidaridad en lugar de "coronabonos".

En Alemania, donde el coronavirus dejó por el momento 2.349 muertos y 113.296 casos confirmados, rige desde mediados de marzo una serie de medidas de restricción.

En este sentido, Merkel destacó que, por el momento, no es necesario imponer más restricciones al movimiento en el país, donde ya prima el aislamiento.

Por su parte, el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, describió a la Semana Santa como una "piedra en el camino". "Si permanecemos atentos a lo largo del fin de semana es más probable que se aproxime una fase de vuelta a la normalidad", aclaró antes de sostener que "si nos volvemos negligentes será necesaria una extensión de las restricciones".

Según las autoridades, las medidas actuales están funcionando: 50.000 personas se recuperaron de unos 110.000 infectados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario