9 de junio 2005 - 00:00

Amenazan a Lula con nuevas denuncias de corrupción

LuizInácioLula daSilvaordenó asu Partidode losTrabajadoresqueemprendauna fuerteofensivapolíticaparadisipar lasrecientessospechasdecorrupción.
Luiz Inácio Lula da Silva ordenó a su Partido de los Trabajadores que emprenda una fuerte ofensiva política para disipar las recientes sospechas de corrupción.
Brasilia (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - En un nuevo capítulo del último escándalo de Brasil, el diputado Roberto Jefferson, que lanzó denuncias de corrupción contra el gobierno brasileño, prometió disparar «un nuevo misil» contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y su Partido de los Trabajadores (PT). Como contrapartida, el tesorero del PT, Delubio Soares, que fue acusado por Jefferson de pagar coimas a parlamentarios, garantizó que su partido «no compra votos» y anunció que autorizaba la investigación de todas sus cuentas por parte de una comisión que decidió crear ayer el Congreso.

• Pruebas

«Jefferson me dijo que tiene pruebas y que lo que tiene entre manos es mucho más de lo que habló», declaró el diputado Nilton Capixaba, quien pertenece al Partido Laborista Brasilero que es liderado por el denunciante.

El PTB decidió anoche retirar a todos sus funcionarios del gobierno y apoyar a Jefferson, aunque asegura que sigue integrando la base de apoyo de Lula. Así, la agrupación cambió de postura súbitamente, acaso debido a la amenaza del legislador.

Jefferson desató una tormentaal acusar a Soares, de distribuir desde enero de 2003 una «remesa» de poco más de 12.000 dólares a legisladores aliados a cambio de apoyo en el Congreso.

El diputado lanzó sus acusaciones luego de ser señalado él mismo de comandar un esquema de corrupción
en dos empresas estatales, Correos y el Instituto Brasileño de Reaseguros (IRB), que desviaba dinero para su partido.

Acorralado por las denuncias y quejándose de haber sido «abandonado» por el gobierno al saber que las acusaciones en su contra serán indagadas por una
Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), Jefferson contraatacó ayer acusando al PT de distribuir las coimas.

Ahora, el diputado promete «soltar
una nueva bomba» y «abrir una caja de maldad» contra el gobierno cuando sea convocado por la comisión parlamentaria, lo que volvió a agitar a los mercados. «Me dijo que va a hacer todo en la CPI para que la nación tenga la oportunidad de saber lo que pasó», agregó Capixaba. Ademásde ser investigado por el Congreso, Jefferson enfrenta una solicitud de desafuero.

• Indignación

«Estoy muy indignado con lo que se dijo respecto de mi persona y de nuestro partido, porque el PT no participa de compras de votos de diputados», afirmó en tanto Soares, el tesorero del PT en su primera comparecencia pública tras las acusaciones divulgadas el lunes. «Coloco a disposición de la Justicia mi secreto fiscal y bancario», anunció en rueda de prensa en la sede del partido en San Pablo. En lo que respecta al dinero del partido, afirmó que el «PT rinda cuentas al Tribunal Superior Electoral. Nuestras cuentas están a disposición de toda la comunidad».

Dijo haber sido «calumniado-», que no posee riqueza alguna y que desde hace quince años vive en un apartamento alquilado. «No
tengo miedo de ninguna investigación», aseguró el tesorero, que también comunicó que se mantiene en la ejecutiva del PT «por responsabilidad».

El PT anunció movilizaciones de respaldo a Lula da Silva y defendió a su tesorero. El presidente del partido,
José Genoino, dijo que la dirección nacional ha acordado convocar a toda su militancia para un acto en defensa del gobierno el próximo día 17, y a una reunión extraordinaria de todos los dirigentes para el día siguiente.

Por su parte, Lula respondió al golpe asegurando en la noche del martes que no dudará en «cortar
la propia carne» si se comprueba algún hecho ilícito y dijo que su gobierno «no encubrirá a nadie».

Dejá tu comentario

Te puede interesar