31 de marzo 2008 - 00:00

Aseguran que Ingrid Betancourt está grave y se niega a consumir alimentos y medicinas

Ingrid Betancourt
Ingrid Betancourt
Ingrid Betancourt, secuestrada hace seis años por las FARC, se encuentra muy grave, se niega a consumir alimentos y medicinas y los rebeldes amenazan de muerte a quienes den detalles de su presencia en el sur de Colombia, afirmó hoy la radio Caracol, citando un informe militar.

Esa radio privada señaló que, según el reporte de inteligencia militar, Betancourt "está viva pero se resiste a consumir los medicamentos y los alimentos que le ofrecen" los guerrilleros.

Según ese reporte, la política colombiana que también tiene nacionalidad francesa, requiere con urgencia una transfusión de sangre.

Esa información coincide con la de ex rehenes y pobladores de la zona que aseguran que la ex candidata padece leishmaniasis, hepatitis B y desnutrición severa, pero que además está sumida en una profunda depresión.

La ex candidata presidencial está en delicado estado de salud, padece de diarrea y vómito, señaló una persona consultada por Caracol Radio y que hace diez días tuvo contacto con miembros de las FARC en el departamento del Guaviare.

Según esa radio los testimonios de habitantes del Guaviare, donde la política fue vista recientemente, señalan que Betancourt padece de vómito y diarrea y por su grave estado de salud, recientemente le fue suministrada Atropina, una droga para la insuficiencia cardíaca.

El reporte militar agrega además que los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) lanzaron amenazas de muerte contra los pobladores que informen al Ejército colombiano sobre la presencia en la región de Betancourt, secuestrada desde 2002.

Habitantes de la región habían señalado antes que Betancourt fue vista con vida hace una semana en el municipio selvático de El Retorno (sureste), aunque en precarias condiciones de salud.

Dejá tu comentario

Te puede interesar