Avalancha de casamientos en China

Mundo

Pekín (EFE) - Pocos pueblos tienen menos reparos en mostrar su gran apego a las supersticiones que los chinos. El año de nacimiento, los colores y, sobre todo, los números tienen -en el imaginario popular chino- influencia para propiciar fortuna o infelicidad en los humanos. Por eso el día de la inauguración de los Juegos Olímpicos, no podría sino ser interpretado como una fecha de buen augurio. Es que son tantas las parejas de novios que esperan dar ese día el «sí» que las autoridades chinas implantaron, un sistema de registro especial. Sólo el pasado 8 de agosto, cuando comenzó la cuenta regresiva a un año de los Juegos, dieron el sí, en Pekín, 3.390 parejas.

En China se considera que el número ocho trae suerte y prosperidad económica porque su pronunciación, «ba», se parece a «fa», que en mandarín significa enriquecerse. De esta manera, las parejas que deseen casarse el 8 de agosto de 2008 pueden, desde el sábado, solicitar un registro especial por anticipado que también se otorga a través de Internet, según informó el gobierno municipal de Pekín citado por el diario «China Daily».

Las primeras parejas podrán casarse a partir de las 6 de la mañana. También los joyeros se prepararon para la avalancha de bodas que se avecina. El jueves pasado salieron a la venta unas alianzas matrimoniales que servirán para conmemorar no sólo el matrimonio, sino también para recordar que el enlace se produjo en esa fecha especial de los Juegos Olímpicos 2008.

En los comercios pueden verse hasta 12 series de anillos olímpicos de platino, cada una con un lema diferente que pretende tener un doble significado, como «ganamos juntos» o «persistencia», y que tiene además la inscripción Beijing 2008, el conocido logo olímpico con los cinco anillos.

Dejá tu comentario