Un senador hiere de muerte el plan central del gobierno de Biden

Mundo

El presidente de Estados Unidos enfrenta un momento crítico, a casi un año de asumir, tras la negativa del demócrata Joe Manchin de votar por el plan de inversión social.

El ambicioso plan social con que el presidente Joe Biden pretende transformar a Estados Unidos quedó herido de muerte este domingo tras la negativa del senador demócrata Joe Manchin a darle su voto.

"No puedo ir más lejos", dijo a la cadena Fox el legislador por el estado predominantemente republicano de Virginia Occidental, quien se convirtió en las últimas semanas en el principal obstáculo para el avance de este programa de reformas sociales y ecológicas.

"No puedo votar por eso", agregó, alegando en particular el aumento de los precios y el alcance de la deuda estadounidense.

"Simplemente no puedo. Intenté todo lo humanamente posible, pero no puedo", agregó el senador conservador, que ha amasado una fortuna con los combustibles fósiles. "Es no".

Virginia Occidental es el segundo estado productor de carbón después de Wyoming, según datos del gobierno, y genera el 90% de su electricidad a partir de combustible.

Llamado "Build Back Better" ("Reconstruir mejor"), el plan de Biden de 1,75 billones de dólares prevé canalizar fondos para atender los cuidados infantiles y y reducir los costos de los medicamentos bajo receta, así como ofrecer créditos fiscales para los hogares e inversiones sustanciales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Tras una primera votación en la Cámara de Representantes, en noviembre, donde los demócratas superaron las disputas internas entre los centristas, preocupados por el efecto del plan sobre la deuda; y la izquierda, que quería un mayor gasto, la votación en el Senado se pospuso en los últimos días.

Dado que el Senado está dividido (50 legisladores por cada partido), cualquiera de los demócratas tiene de hecho algo parecido a un poder de veto sobre cualquier proyecto de ley si los republicanos cierran filas.

Biden admitió el jueves que probablemente no se podrá aprobar el proyecto de ley tan rápido como esperaba tras las recientes y duras conversaciones que mantuvo con Manchin, frustrando las esperanzas de una votación definitiva antes de fin de año.

Sin embargo, mantuvo una nota de optimismo: "Creo que salvaremos nuestras diferencias y avanzaremos en el plan, incluso frente a la feroz oposición republicana".

"Mis colegas demócratas en Washington están decididos a remodelar drásticamente nuestra sociedad de una manera que dejará a nuestro país aún más vulnerable a las amenazas que enfrentamos", dijo Manchin en un comunicado.

"No puedo correr ese riesgo con una deuda asombrosa de más de 29 billones de dólares e impuestos inflacionarios que son reales y dañinos para todo trabajador estadounidense".

La inflación interanual alcanzó 6,8% en noviembre, la más alta que registra Estados Unidos desde junio de 1982, y según la Oficina de Presupuesto del Congreso, el plan de Biden aumentará el déficit en 367.000 millones de dólares en diez años.

Pero la Casa Blanca considera que la estimación no tiene en cuenta los posibles ahorros relacionados con los impuestos. En efecto, el mandatario dijo que el plan "reducirá el déficit en más de 100.000 millones en diez años" y que "disminuirá costos, creará empleos y reconstruirá la economía".

Consultado por la cadena CNN sobre las declaraciones de Manchin, el senador Bernie Sanders, figura del ala izquierda del Partido Demócrata, acusó a su colega de Virginia Occidental de carecer de "agallas". Asimismo, pidió de todos modos una votación en el Senado "lo antes posible".

"Espero que llevemos un proyecto de ley sólido al Senado tan pronto como podamos y dejemos que Manchin explique a la gente de Virginia Occidental por qué no tiene las agallas para enfrentarse a poderosos intereses de las compañías farmacéuticas para reducir los precios de los medicamentos, por qué no está listo para extender la cobertura social", dijo.

El ala progresista del Partido Demócrata está molesta por la atención que la Casa Blanca ha prodigado al moderado Manchin para convencerlo de que respalde al proyecto de ley.

Temas

Dejá tu comentario