Brasil: retiros de fondos negros complican a políticos

Mundo

Brasilia (AFP, ANSA, EFE, Reuters, diarios locales) - La noticia, conocida ayer en Brasil, de que políticos aliados al gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva retiraron sumas millonarias de cuentas bancarias ligadas a un publicista que avaló créditos tomados por el Partido de los Trabajadores puso en un nuevo y más serio aprieto a la agrupación gobernante y en duda su tesis de que nunca pagó sobornos a legisladores.

Los primeros documentos entregados a una comisión parlamentaria que investiga los casos de corrupción muestran que 46 personas retiraron 25 millones de reales (10,4 millones de dólares) en cheques y en efectivo entre 2003 y 2005 de las cuentas del publicista Marcos Valério en el Banco Rural, según publicó ayer la prensa.

En la lista figuran políticos del PT, así como asesores y familiares de diputados de ese partido y de dos de sus aliados en el Congreso, el Partido Liberal (PL, del vicepresidente José Alencar) y el conservador Partido Progresista (PP, del presidente de la Cámara de Diputados, Severino Cavalcanti).

• Sorpresa

La esposa del ex presidente de la Cámara Joao Paulo Cunha (PT) efectuó un retiro de
50.000 reales (20.800 dólares), de acuerdo con esos datos. Una asesora del actual líder del PT en la Cámara,
Paulo Rocha, realizó cuatro retiros en julio de 2003, por un valor total de 320.000 reales (136.700 dólares).

Un encumbrado asesor del líder del PP en la Cámara,
José Janene, también efectuó varios retiros, uno de ellos de 300.000 reales (125.000 dólares), precisan los informes.

El relator de la CPI,
Osmar Serraglio, dijo que la comisión «está muy sorprendida por las informaciones obtenidas». Otros legisladores de la oposición se mostraron shockeados y dijeron que el esquema de corrupción denunciado por el polémico diputado Roberto Jefferson (ex aliado de Lula y él mismo también acusado en otros casos) ha quedado plenamente probado.

La CPI escuchó ayer al ex tesorero del PT,
Delúbio Soares, quien asumió enteramente la responsabilidad de haber constituido una «caja negra» de 39 millones de reales (16,7 millones de dólares) con préstamos concedidos por Marcos Valério, aunque aseguró que esos fondos fueron usados para financiar campañas electorales y no para pagar coimas a un centenar de diputados aliados, como se ha denunciado.

«No hubo pagos de remesas del PT a parlamentarios ni a partido alguno», declaró, aunque se negó a identificar a los beneficiarios de esos supuestos fondos de campaña. Según publicó en su edición on line el diario «Jornal do Brasil», lo hizo porque, de lo contrario, esos legisladores podrían ser destituidos.

Aunque la nueva dirección del PT ha criticado duramente los manejos de la cúpula caída en desgracia, en su reunión del martes rechazó un pedido de suspensión de Soares.

Las nuevas revelaciones tuvieron ayer una amplia cobertura en la prensa. «Papeles prueban retiros de diputados», tituló a lo ancho de su portada el influyente diario «Folha de Sao Paulo», que estimó que «la crisis se agrava». «Quiebra del secreto (bancario) prueba que Valério pagaba a diputados», dijo «O Globo». «Documentos prueban que PT, PL y PP recibían de Valério», señaló «O Estado de Sao Paulo».

Por otra parte, la ex esposa de un diputado brasileño afirmó ayer que su ex marido y el ex tesorero PT negociaron con empresarios de Taiwán aportes de dos millones de dólares para la campaña que llevó al poder a Lula.

Maria Christina Mendes Caldeira
, ex esposa del diputado Valdemar Costa Neto, presidente del Partido Liberal, declaró ayer ante una de las comisiones parlamentarias que investigan un sinfín de denuncias de corrupción.

Según Mendes Caldeira, la donación que habría llegado de Taiwán fue negociada por su marido y por Soares.

Declaró también que su ex marido, que preside el partido al que pertenece el vicepresidente y ministro de Defensa brasileño,
José Alencar, participaba de una red supuestamente tendida por el PT para «comprar» la fidelidad de legisladores y garantizar a Lula la mayoría parlamentaria que no logró en las elecciones de 2002.

Dejá tu comentario