Cayó un avión en Venezuela: 160 muertos

Mundo

Caracas (Reuters, AFP, EFE, Reuters) - Un avión colombiano se estrelló ayer en Venezuela tras sufrir problemas con sus motores, causando la muerte de las 160 personas a bordo en uno de los peores accidentes aéreos en la historia del país caribeño.

La aeronave, que había despegado de Panamá poco después de la medianoche con dirección a la isla francesa de Martinica, en el Mar Caribe, era operado por la línea colombiana West Caribbean, que había sufrido recientemente otro accidente con nueve muertos.

«Lamentablemente no hubo sobrevivientes», dijo a un canal de televisión el presidente del Instituto Nacional de Aviación Civil de Venezuela, el coronel Francisco Paz. El funcionario informó además que una de las dos cajas negras de la aeronave había sido hallada, así como un radio impacto, equipo que transmite el lugar del siniestro.

El avión, un
McDonnell Douglas-82, que transportaba 152 pasajeros y 8 tripulantes según autoridades venezolanas y colombianas, se vino abajo en la madrugada de ayer en la selvática región de Perijá, en el occidental estado Zulia, fronterizo con Colombia. Personal del aeropuerto de Fort de France, de Martinica, comentó que entre los pasajeros había cuatro niños, un bebé y funcionarios del gobierno de esa isla que estaban de vacaciones. La tripulación era de nacionalidad colombiana mientras que la gran mayoría de los pasajeros era francesa.

Por su parte, la oficina del presidente francés,
Jacques Chirac, emitió un comunicado en el que dijo que el mandatario se enteró «con profunda conmoción del terrible desastre aéreo que ocurrió en Venezuela y el que un gran número de las víctimas eran francesas».

Asimismo, el gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, lamentó la tragedia y en un comunicado de su cancillería dijo que ofreció toda su colaboración en el rescate y repatriación de los cadáveres.

Medios locales informaron que la aeronave cayó sobre una zona despejada dentro de una hacienda de ganado vacuno y que se podía apreciar su cola intacta.

El sitio del desastre no es de fácil acceso y se encuentra rodeado de árboles y arbustos, mientras que el terreno quedó anegado por las lluvias que cayeron durante la madrugada. Al menos 200 funcionarios de protección civil, bomberos, policía científica y fuerza armada rastreaban el terreno cubiertos con mascarillas y guantes para evitar infecciones.
Algunos cadáveres «son irrecuperables», dijo el cónsul colombiano, Eduardo Ariza.

«Quedaron muy destrozados, inclusive algunas víctimas que no se podrán rescatar», explicó a medios locales.

Imágenes de televisión francesa mostraron a familiares de las víctimas llorando y gritando en el aeropuerto de la isla, mientras un funcionario leía los nombres de los fallecidos.

El piloto del vuelo 708 de West Caribbean había reportado a los controladores aéreos venezolanos problemas en un motor a las 3.00 (hora local). En ese sentido, el ministro del Interior venezolano,
Jesse Chacón, explicó que cuando el avión pasó sobre territorio venezolano presentó problemas con un motor, después con el otro, y «en ese momento se precipitó».

A fines de marzo, un avión Let L-410 de fabricación checa operado por la misma aerolínea se accidentó decolando en la isla colombiana de Providencia, dejando ocho muertos.

El ministro de Transportefrancés,
Dominique Perben, dijo que el avión caído había sido inspeccionado en su país recientemente sin que detectaran problemas.

«Fue chequeado dos veces por los servicios locales del DGAC -la autoridad de aviación civil francesa-. Esas dos inspecciones no produjeron ninguna observación particular», comentó.

Por otro lado, el ministro de Transportes de Colombia afirmó, que
el avión MD-82 estrellado en Venezuela era el único de la aerolínea West Caribbean que tenía permiso para volar.

«Hace mes y medio o dos le habían dejado en tierra unas aeronaves a West Caribbean hasta que cumpliera los controles de mantenimiento», afirmó el ministro
Andrés Uriel Gallego a «Radio Caracol».

• Crisis

West Caribbean nació en 1997 y llegó a tener 13 aviones en operación. Luego de una crisis financiera redujo su flota hasta llegar a dos naves en julio.

En tanto, el director de la aeronáutica civil colombiana,
Carlos Montealegre, informó ayer que West Caribbean está al día en el pago de sus seguros, por lo que los familiares de las víctimas serán indemnizados.

Dejá tu comentario