Chávez irrita y agradece la "firmeza" de España

Mundo

Caracas (AFP, ANSA, Reuters) - Hugo Chávez elogió ayer a Juan Carlos I, a José Luis Rodríguez Zapatero y a «toda España» por su «firmeza» en la venta de material militar a su país, duramente cuestionada por el gobierno de George W. Bush la semana pasada. La negociación será rubricada hoy en Caracas con la presencia del ministro de Defensa español, José Bono, en la que será una nueva oportunidad en la que el venezolano usa las relaciones con terceros países para irritar a la Casa Blanca.

«Ustedes saben cómo el imperio norteamericano ha presionado públicamente, y me imagino en privado de qué manera, al gobierno de España», dijo Chávez en su programa radiotelevisado dominical «Aló presidente».

«Quiero hacer un reconocimiento al rey Juan Carlos de Borbón, jefe del Estado español y comandante en jefe de la Fuerza Armada; al presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero; a su ministro de Defensa, José Bono, y a toda España por su firmeza, resistiendo los atropellos y la falta de respeto del gobierno imperialista de Estados Unidos», añadió.

Chávez confirmó que Bono asistirá hoy a la firma en Caracas del contrato que sellará la compra de ocho patrullas navales y doce aviones de transporte de fabricación española, por cerca de 2.000 millones de euros, con los representantes del grupo EADS-CASA y el presidente de la estatal Navantia,
Juan Pedro Gómez Jaén.

El presidente venezolano también felicitó a su ministro de Defensa, contralmirante
Orlando Maniglia, «por haber llevado de manera tan rápida y precisa este proceso de negociación».

Maniglia precisó que los primeros despachos españoles llegarán a Venezuela «dentro de 18 o 20 meses», mientras que la flota completa tardará unos tres años. Maniglia también recordó que a comienzos de 2006 se espera la llegada de los primeros fusiles comprados a Rusia AK-103, así como varios helicópteros. Desde que el presidente del gobierno español anunció el acuerdo en marzo pasado, durante una visita a Venezuela,
las autoridades de EE.UU. consideran dicha venta como «un factor desestabilizador en la región».

• Derecho

Washington aduce el derecho a impedir la venta porque «incluye componentes estadounidenses que necesitan licencia de exportación», dijo recientemente el embajador de ese país en España, Eduardo Aguirre.

Sin embargo, Caracas indicó que los componentes de EE.UU. afectan únicamentea los equipos de navegación de los aviones y señaló que
«hay suficiente tecnología en Europa para sustituirlos», en caso de concretarse el veto estadounidense.

Por otro lado, Chávez advirtió al país norteamericano que no se quedará «de brazos cruzados» ante la «violación del contrato de venta» de aviones F-16 a su país tras el presunto incumplimiento en el suministro de repuestos.

«No crea el gobierno imperialista de Estados Unidos que nos vamos a quedar de brazos cruzados ante esta violación de un contrato comercial», amenazó el mandatario. Chávez sostuvo que EE.UU. tiene «un compromiso de garantizar los repuestos y mantenimiento» a los aviones F-16 vendidos a Venezuela antes de su llegada al poder en 1998. «Pero ellos, como son el imperio, no quieren cumplir con ese compromiso», dijo.

«Nos vendieron esos aviones, bien caros además, y ahora no les da la gana de vendernos los repuestos. Mandan los que no son o los retardan, apelando a cualquier tipo de artimaña para tratar de llevar a todos nuestros F-16 a la inoperatividad», sentenció. No obstante, advirtió: «Buscamos opciones para fortalecer la flota de nuestra fuerza armada», en referencia a la negociación con España.

Dejá tu comentario