Covid-19: Chile confirmó la aplicación de la tercera dosis y tramita la vacunación para niños de tres años

Mundo

El país abre el rango etario para recibir la inmunización contra el coronavirus, que hasta el momento incluía a jóvenes desde los 17 hasta los 12 años.

El Gobierno de Chile tramita permisos correspondientes para comenzar a vacunar a niños de entre tres y once años, después de confirmar que se administrará una tercera dosis como refuerzo para intentar frenar una nueva ola de contagios de Covid-19.

Para este caso en particular, el laboratorio chino Sinovac le pidió autorización al Instituto Butatán de Brasil para el uso de emergencia de su inmunizante. En este sentido, el siguiente paso será la gestión del trámite en el Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile.

Al igual que con las dosis para los adultos, el organismo regulador debe revisar la documentación asociada a las pruebas hechas en niños antes de autorizarlo. No obstante, esta misma semana el ISP evaluará el permiso al ensayo clínico encabezado por la Universidad Católica de Chile, que contempla la vacunación de entre 4.000 y 5.000 niños, previsto para realizarse durante los próximos 15 días, en caso de ser autorizado.

Las autoridades afirmaron que en caso de que no sea autorizado el ensayo, esas miles de dosis se distribuirán entre rezagados del plan de vacunación.

Hasta la fecha se administraron más de 25,4 millones de dosis en el país, lo que permitió que al menos 12,2 millones de personas tengan la pauta completa de la vacuna.

En la actualidad, el Gobierno estima al menos 4 millones de dosis para poder inocular a la población de menores de once y hasta tres años. Para ello, Chile pactó un nuevo contrato que les puede garantizar más de 3,5 millones de dosis de vacunas entre finales de agosto y septiembre, sumados a más 470.000 dosis que podrían arribar por medio del convenio Covax, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Paralelamente, el ministro de Salud Enrique Paris confirmo la aplicación de una tercera dosis de refuerzo en un futuro cercano, pese a que la OMS pidió ayer a los Gobiernos que estaban impulsando esta idea que la suspendan hasta al menos finales de septiembre próximo para poder reorientar esas dosis a países con muy baja tasa de vacunación.

“No solamente va a servir para los habitantes de Chile, sino que nuestra idea es exportar vacunas a Latinoamérica, pensando que en época de pandemia y sufrimiento, es muy importante la solidaridad”, dijo Paris. De esta manera, el país se convertiría en centro de operaciones de Sinovac para Latinoamérica, con dos sedes, una en Santiago y otra en Antofagasta, que comenzarían a operar en marzo de 2022.

En cuanto a la situación epidemiológica, la autoridad sanitaria informó hoy que la positividad en el país es de 1,75% y de 2% en la Región Metropolitana, como resultado del testeo por PCR o pruebas de antígeno.

Temas

Dejá tu comentario