Éstos son los países que desafían el riesgo de una segunda ola y vuelven a clases

Mundo

Se trata de Francia, España, República Checa, Israel, Inglaterra, China y Gales, que pese a la presencia del coronavirus en esos países, retomaron a las clases.

Pese a la presencia del coronavirus y a los contagios que la pandemia sigue produciendo, al menos seis países desafían el riesgo de una segunda ola y vuelven a clases.

Por un lado, millones de niños franceses retomaron hoy las clases presenciales pese a un reciente aumento de las infecciones de coronavirus, en un intento por superar las desigualdades y reactivar la economía.

"El virus todavía está ahí y hay que protegerse", advirtió el presidente Emmanuel Macron en un video de Instagram dirigido a los más de 12 millones de niños que volvieron a las aulas.

El mandatario habló sin quitarse el tapabocas, para resaltar que todos los estudiantes mayores de 11 años, así como los docentes y el personal de las escuelas deberán usarlo todo el tiempo que pasen en la institución, de manera obligatoria.

Esta medida se da en medio de un nuevo hecho histórico: el semanario de izquierda francés "Charlie Hebdo", la revista satírica francesa, hace unos días ilustró su portada con dos niños cargando ataúdes en lugar de mochilas, en el marco de la apertura de las escuelas.

En referencia a las clases, la República Checa dio hoy inicio a su nuevo año escolar, justo el día en que entró en vigor el uso obligatorio de tapabocas en el transporte público para evitar contagios de coronavirus.

Autoridades de Salud checas dicen que esa medida ayudará a contener la enfermedad ahora que podía aumentar la circulación viral con el comienzo de las clases, ya que casi 1,4 millones de estudiantes de primaria y secundaria usan el transporte público para ir a la escuela.

Si bien España aún no tuvo una retorno a las clases, la vuelta a los colegio se escalona del 4 al 15 de septiembre, dependiendo de las regiones. Allí será obligatoria la mascarilla para los mayores de seis años, todo el tiempo.

Cabe destacar que este regreso a las clases se daría en medio la huelga nacional que el Sindicato de Estudiantes de España anunció. La misma está prevista para los días 16, 17 y 18 de septiembre, en protesta a la gestión del gobierno de Pedro Sánchez para la vuelta a clases en medio de la pandemia del coronavirus.

Además, cientos de miles de alumnos regresaron hoy a las aulas en Inglaterra y Gales con controles para reducir el riesgo de contagios.

El Gobierno afirmó, además de que el contagio es mínimo, que el regreso a clases se realiza con un "sistema de controles" para "mantener seguros a todos los alumnos, profesores y personal minimizando los contactos directos y manteniendo el distanciamiento social siempre que sea posible".

"Todos los niños permanecerán en grupos o burbujas para reducir el riesgo de propagar la infección, y se espera que los niños mayores, en particular, sigan las pautas de distanciamiento social. En las escuelas secundarias se deben usar mascarillas en las áreas comunes", indicó un comunicado oficial.

En lo que es el continente asiático, en Wuhan, la ciudad del centro de China donde emergió el nuevo coronavirus a fines de 2019, cerca de 1,4 millones de estudiantes, con mascarillas de protección, retornaron este martes a clases. En total, cerca de 2.800 jardines de infancia, centros de primaria y colegios de toda la ciudad retomaron la actividad.

Los institutos de secundaria, por su parte, ya habían reabierto en mayo.

En Israel, alrededor de 2,5 millones de estudiantes israelíes de preescolar, primaria y secundaria iniciaron hoy la vuelta a los colegios bajo un estricto sistema de medidas para evitar contagios por coronavirus que incluye el ingreso en horas separadas y el uso de tapabocas, además de un certificado médico y controles de temperaturas.

En coincidencia con el inicio de las clases, el Ministerio de Salud israelí informó hoy de un nuevo récord de infecciones desde que comenzara la pandemia de coronavirus, con 2.180 positivos.

Rusia ya superó el millón de contagios de coronavirus, mientras que el presidente Vladimir Putin defendió las ventajas de la educación presencial al conversar con alumnos hoy, el día que marca el comienzo del ciclo lectivo en el país.

El retorno a las aulas se produce entre importantes medidas de seguridad. Entre ellas se incluye el uso de mascarillas en el interior de los centros educativos, que sin embargo no será obligatorio para los niños, controles de temperatura corporal y la prohibición de actividades masivas al menos hasta fines de 2020.

Nueva York dio marcha atrás

En tanto Nueva York, la única gran ciudad de Estados Unidos que planeaba un retorno presencial a la escuela, aplazará la fecha del regreso a clases al 21 de septiembre para poder implementar más medidas de mitigación del coronavirus exigidas por los maestros, que amenazaban con una huelga.

En vez de comenzar el 10 de septiembre, como estaba previsto, las clases en línea para los 1,1 millones de alumnos del mayor distrito escolar estadounidense comenzarán el 16 de septiembre, y las clases presenciales, dos o tres veces por semana, el 21, según informó el alcalde Bill de Blasio en una conferencia de prensa.

El plan prevé protocolos de uso de máscara todo el día, distanciamiento social, una mejora en la ventilación de los salones, menos alumnos por salón, un enfermero en cada escuela, la exigencia de tests negativos del virus para el personal, y si la tasa de contagio del virus supera el 3% (actualmente es de 0,9%) las clases serán suspendidas.

Como parte del acuerdo con los maestros, la ciudad implementará un sistema en las escuelas para testear cada mes a entre 10 y 20% del alumnado y del personal.

El sindicato UFT, que reúne a la mayoría de los 75.000 maestros de la ciudad, amenazaba con hacer huelga si el gobierno municipal no implementaba más medidas de seguridad en las más de 1.700 escuelas de la Gran Manzana.

"La ciudad de Nueva York tiene ahora las políticas y salvaguardas más agresivas de cualquier ciudad de Estados Unidos para mitigar el contagio en escuelas", se congratuló Michael Mulgrew, presidente del sindicato UFT, en Twitter.

"Una de las cosas que hemos afirmado en estas discusiones (con el sindicato) es que nada reemplaza la educación en persona", indicó De Blasio.

El regreso presencial a clases se ha politizado en plena campaña para las elecciones de noviembre desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, llamó a la reapertura total de todas las escuelas del país, sin importar las tasas de contagio del coronavirus.

Estados gobernados por los republicanos como Mississippi, Georgia, Tennessee o Indiana avanzaron en este sentido en agosto. Pero surgieron brotes debido a los altos niveles de contagio y algunos establecimientos han tenido que imponer una cuarentena o cerrar.

Otras grandes ciudades como Chicago, Houston, Los Ángeles, Filadelfia o Miami optaron por no arriesgarse y ofrecen solo cursos virtuales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario