Coronavirus: Uruguay no logra frenar los contagios y tiene la tasa más alta del mundo

Mundo

Lacalle Pou se niega a imponer restricciones y crece la preocupación por una emergencia sanitaria. Anoche hubo un cacerolazo.

Uruguay, considerado durante la mayor parte de 2020 como un ejemplo en la lucha contra el coronavirus, registra ahora la mayor cantidad de casos diarios nuevos per cápita en el mundo, según un balance de AFP.

El país sudamericano sumó cerca de 1.370 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por lejos la tasa más alta del planeta, ya que ninguna otra nación superó los 1.000 contagios diarios por cada 100.000 habitantes en ese período, según estadísticas de AFP realizadas sobre datos oficiales.

El gobierno de Luis Lacalle Pou reportó el lunes 71 fallecimientos por coronavirus, la cifra más alta desde el inicio de la emergencia sanitaria, en marzo de 2020.

En total, Uruguay de 3,5 millones de habitantes registra 149.430 contagios y 1.595 muertes por el nuevo coronavirus.

El aumento sostenido de contagios está poniendo en riesgo la atención en hospitales públicos y privados de todo el país, donde ya un 53% de las camas de cuidados intensivos están ocupadas por infectados.

De acuerdo al reporte de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva, hasta el lunes había un 77% de ocupación total de las unidades de tratamiento intensivo.

Otrora ejemplo de la región por su exitoso manejo de la pandemia, Uruguay vive su peor momento sanitario.

Pero el presidente Lacalle Pou se ha mostrado renuente a endurecer las medidas existentes para restringir la movilidad, argumentando que su gobierno no cree en "un Estado policíaco".

El país, que nunca decretó cuarentena obligatoria, suspendió la presencialidad de las clases y los espectáculos públicos, y mantiene cerradas algunas oficinas públicas no esenciales. Pero comercios de todos los rubros, incluidos bares y restaurantes, permanecen abiertos, con mucha movilidad en las calles.

Sobre las 21 locales de este martes, un fuerte cacerolazo se escuchó en varios barrios de Montevideo en reclamo de más medidas para frenar los contagios, constató AFP. La convocatoria a golpear las ollas, que no fue realizada por ninguna agrupación política, se había realizado durante el día en redes sociales, bajo el hashtag #UruguayCacerolea.

Pero por ahora, la administración parece haber puesto todas sus fichas en un programa de vacunación que avanza a buen ritmo.

Casi el 26% de la población ya ha sido inoculada con la primera dosis de CoronaVac o Pfizer, y un 6% con la segunda, desde que comenzó la campaña de inmunización el 1 de marzo.

Dejá tu comentario