Desmienten acusación de Irán sobre la aplicación de sanciones

Mundo

El gobierno alemán rechazó reportes iraníes según los cuales se prohibió repostar combustible a aviones iraníes de pasajeros en Alemania. Lo propio hizo Emiratos Árabes Unidos, que también figuraba en las acusaciones.

El repostaje de aerolíneas iraníes no está prohibido por las resoluciones de sanciones vigentes de la ONU ni tampoco por una prescripción del embargo UE-Irán. Un portavoz del Ministerio de Transporte alemán agregó: "Tampoco se prevén prohibiciones futuras al respecto".

Previamente, un portavoz sindical iraní había dicho a la agencia de noticias ISNA que Alemania, Reino Unido, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos negaron combustible a aviones iraníes que repostaban en aeropuertos de esos países, en el marco de la intensificación de las sanciones contra Irán por su controvertido programa nuclear.

El director del sindicato de aviación iraní, Mehdi Ali Jari, señaló a la agencia que los aeropuertos alemanes no suministraban combustible a aviones de pasajeros iraníes desde el pasado jueves, algo que sin embargo no confirmaron el Ministerio de Transporte en Teherán ni la autoridad de aviación civil del país.

Un portavoz de la compañía FFS Frankfurt Fuelling Services GbR explicó que las aeronaves iraníes siguen repostando en el aeropuerto de Francfort como sucede habitualmente.

El presidente estadounidense, Barack Obama, impulsó a comienzos de julio nuevas sanciones para disuadir a Teherán del desarrollo de armas nucleares, vinculadas a las nuevas medidas de castigo que había aprobado la ONU poco antes. La UE también aprobó nuevas sanciones contra el país más allá de las aprobadas por el Consejo de seguridad.

Estados Unidos y otros Estados occidentales acusan a la cúpula iraní de desarrollar armas nucleares con la excusa de fabricar energía nuclear con uso civil, algo que Teherán niega.

Un portavoz de la Comisión de Exteriores del Parlamento iraní advirtió que Irán negará combustible a la aerolínea alemana Lufthansa, así como a aerolíneas británicas y de los Emiratos Árabes Unidos.

El portavoz Heshmatollah Falahatpisheh explicó que Irán tiene derecho a hacerlo puesto que las medidas de los países occidentales no afectan al gobierno iraní, sino a la población del país.

Dejá tu comentario