Después de medio siglo, las dos Coreas vuelven a compartir un tren

Mundo

Las conexiones ferroviarias entre ambas Coreas, interrumpidas hace más de medio siglo, se reanudaron hoy en el marco de la llamada "política de la sonrisa" iniciada a fines de los años '90 desde el Sur hacia el Norte.

Las dos líneas reabiertas atraviesan la faja desmilitarizada que divide Corea del Norte de Corea del Sur desde la guerra en la región, que finalizó en 1953 con un armisticio que aún espera un tratado de paz.

La activación de ambas líneas ferroviarias había sido proyectada por primera vez durante la cumbre intercoreana de Pyongyang de junio de 2000, con miras a una visita a Seúl del líder norcoreano Kim Jongil, que rechazaba desplazarse en otro tipo de medios de transporte.

El relanzamiento había sido previsto en un primer momento para el verano boreal pasado, pero fue suspendido a causa de la crisis misilístico-nuclear con Pyongyang.

El 5 de mayo pasado se realizó con éxito una prueba de la reanudación de las líneas y hoy se concretó la reapertura oficial, con dos formaciones de cinco vagones.

Una de las formaciones partió del sur, con 100 pasajeros, y la otra del norte, con 50. La primera recorrió 25 kilómetros a través de la parte occidental de la frontera, entre las estaciones de Musan y Kaesong. La segunda viajó 23 kilómetros por la parte oriental, entre las estaciones de Kumgangsan y Jejin.

En Musan se desarrolló una ceremonia presidida por el ministro surcoreano de Unificación, Lee Jaejoung, y su colega norcoreano, Kwon Houng.

La frontera en la franja desmilitarizada del paralelo 38, última herencia de la Guerra Fría, fue abierta por primera vez con conexiones viales en el año 2005.

Dejá tu comentario