Distensión: Israel libera ya a 250 presos palestinos

Mundo

Jerusalén (AFP, EFE, Reuters) - El gobierno israelí aprobó ayer el inicio de la liberación de 250 prisioneros de Al-Fatah, el partido del presidente palestino, el moderado Mahmud Abbas (Abu Mazen), para reforzarlo ante los islamistas de Hamas, que controlan de facto la Franja de Gaza.

«Hacemos este gesto con la esperanza de reforzar en todas las formas posibles a los elementos moderados de la Autoridad Palestina y animarlos a comprometerse a iniciar discusiones sobre la solución» de los problemas, dijo el primer ministro israelí, Ehud Olmert, en la reunión semanal de su gabinete.

«Es un buen comienzo. Saludamos esta liberación y esperamos que todos los prisioneros sean liberados», declaró, por su parte, el ministro palestino de Información, Riyad al-Maliki.

«La decisión de liberar a 250 presos palestinos no fue adoptada en coordinación con la parte palestina», criticó el principal negociador palestino, Saeb Erakat.

  • Promesa

    Olmert prometió liberar a 250 prisioneros palestinos de entre los 11.000 detenidos por Israel, en el marco de los gestos de buena voluntad destinados a reforzar a Abbas tras la cumbre de Charm el-Sheik (Egipto) del 25 de junio.

    Esa cumbre, en la que participaron Abbas y Olmert, así como el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el rey Abdalá II de Jordania, se llevó a cabo tras la toma de control, el 15 de junio, por el grupo palestino islamista Hamas de la Franja de Gaza.

    Tras la reunión en Charm el-Sheik, Olmert transfirió unos 118 millones de dólares al gobierno palestino de emergencia del primer ministro Salam Fayad. Esos fondos le correspondían a la Autoridad Palestina y estaban congelados por Israel desde el acceso al poder de los islamistas, que practican el terrorismo y buscan destruir al Estado judío.

    Olmert descartó el sábado una lista de detenidos para su posible liberación presentada por el Shin Beth (servicio interior de seguridad) y el Ministerio de Justicia, por considerar que podía ser interpretada como «una bofetada a Abbas», indicó un alto responsable israelí.

    Un cierto número de prisioneros que figuraban en esa lista tenía, de todas formas, que ser liberado en los próximos días o semanas.

    La portavoz de Olmert, Miri Eisin, precisó que «los prisioneros susceptibles de ser liberados tendrán que ser miembros de Al-Fatah, no tener las manos manchadas con sangre israelí y ser hombres que puedan contribuir a reforzar el campo de los moderados entre los palestinos, así como favorecer la estabilización de la vida cotidiana dentro de la Autoridad Palestina».

    En declaraciones a la radio pública, Moshe Shilo, director general del Ministerio de Justicia, señaló, por su parte, que «son considerados con las manos manchadas de sangre quienes estuvieron directamente implicados en asesinatos de israelíes, así como los que ordenaron esos crímenes».

    Israel podría, sin embargo, tener en cuenta consideraciones humanitarias para reducir los requisitos de liberación.

    Por su parte, el ministro de Transportes de Israel, Shaul Mofaz, que votó en contra de la liberación de los palestinos, comentó que «Abbas recibirá el dinero y los prisioneros, y nosotros no veremos nada a cambio».

    En el ámbito diplomático, la ministra de Relaciones Exteriores israelí, Tzipi Livni, se reunió ayer en Jerusalén, por primera vez, con Fayad.

    La oficina del primer ministro palestino afirmó durante la jornada que Fayad tenía previsto reunirse con altos responsables de Israel para analizar la reducción de las restricciones de circulación en los territorios, así como la liberación de prisioneros.
  • Dejá tu comentario