Doble atentado en Irak: 28 muertos

Mundo

Al menos 28 muertos y 25 heridos causó el doble atentado suicida cometido esta mañana en Bagdad ante la sede del ministerio del Interior iraquí, dijo la policía.
   
La red Al Qaeda en Irak reivindicó el ataque suicida perpetrado el lunes en el complejo en el que se ubica el Ministerio del Interior de ese país en Bagdad, según información publicada en un sitio de internet.
    
El comunicado de Al Qaeda se difundió en una página de internet frecuentemente utilizada por insurgentes, pero no pudo verificarse su autenticidad.

Un reporte precedente daba cuenta de 14 fallecidos, entre ellos los dos atacantes suicidas, a causa del ataque cometido mientras se llevaba a cabo un desfile militar en ocasión de la Jornada de la Policía Iraquí.
   
"Los kamikaze, que llevaban cinturones explosivos, se hicieron volar por el aire a tres minutos de distancia uno del otro, cerca del mediodía", indicaron las fuentes policiales.
   
Los ataques fueron cometidos a unos 400 metros del desfile, al que asistían los ministros del Interior, Bayane Jabr Soulagh, de Defensa, Saadoun al-Doulaimi, y el embajador de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, los cuales resultaron ilesos.

Los dos atacantes suicidas vestían uniformes de oficiales de la policía y de esa manera pudieron eludir los controles.

Mientras tanto, grupos políticos sunnitas advirtieron hoy que las tropas de ocupación estadounidenses deben cesar los ataques contra centros religiosos musulmanes y la profanación de lugares de culto, tras una redada en la que fueron arrestadas seis personas ayer domingo, en una mezquita del oeste de Bagdad.
  
La redada fue lanzada cuando autoridades del Frente de la Concordia, principal coalición sunnita que participó en las elecciones del 15 de diciembre, se reunieron con el presidente, Jalal Talabani, para la formación de un nuevo gobierno.

El Frente sunnita reclamó en un comunicado la liberación de los detenidos y advirtió que deben ser respetados "los lugares de culto y el clero religioso".
   
El Partido Islámico Iraquí, que integra la coalición sunnita, sostuvo que la incursión de tropas norteamericanas constituyó un "acto irresponsable".
   
Las tropas irrumpieron el domingo a las 3 locales en el complejo de la Mezquita Umm Al Qora, dijeron voceros de la Asociación de Religiosos Sunnitas, y tomaron prisioneras a seis personas, entre ellas el jeque Unis Al Ugaidi.
   
La Asociación es un grupo influyente de religiosos sunnitas con numerosos seguidores, en especial en la provincia de Al Anbar, considerada bastión de grupos que resisten la ocupación.

Los jefes religiosos sunnitas se pronunciaron por la partida de las tropas extranjeras de Irak y el boicot a las elecciones realizadas el 15 de diciembre.
   
El Partido Islámico ratificó además hoy su participación en el proceso político de Bagdad, al que consideró "necesario e inevitable", pese a las advertencias del jordano Abu Musab Al Zarqawi, jefe de grupos de la resistencia.

"Continuaremos participando en el proceso político, estamos seguros que es necesario e inevitable para la estabilidad de Irak y la partida de tropas extranjeras", sostuvo Iyad Samarrai, segundo en la jerarquía del partido.

Zarqawi, en un mensaje difundido ayer domingo, advirtió al Partido Islámico que "abandone" la vía política, a la calificó como "calle de la perdición".
   
Por otro lado, tropas de ocupación estadounidense irrumpieron a balazos en la vivienda de un periodista iraquí que trabajaba para el diario británico The Guardian y colaboraba en un documental sobre desvío de fondos públicos, informó el periódico.
   
Los soldados ingresaron a la casa de Ali Fadhil, quien dormía junto a su esposa y sus hijos, y lo llevaron encapuchado a un lugar en donde fue interrogado durante horas, para luego ser liberado.

El periodista colabora con Guardian Films en una investigación que será difundida en Channel 4 sobre apropiación indebida por parte de estadounidenses y británicos de fondos públicos iraquíes.
   
Los militares, siempre según la misma fuente, aseguraron estar en busca de un miliciano iraquí, pero secuestraron copias de videos enviados por Fadhil a Gran Bretaña.

Dejá tu comentario