Duras críticas a sus vacaciones en yate de lujo

Mundo

París (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Nicolas Sarkozy se encuentra tomando un descanso con su familia y amigos en aguas del Mediterráneo, en el lujoso yate de un empresario multimillonario francés, una actitud que fue criticada por parte de los medios y por la izquierda política. Sarkozy, que asumirá el poder el próximo día 16, abandonó París el lunes, al día siguiente de su victoria, para un «retiro» de «introspección» de dos o tres días hacia un rumbo que su equipo mantuvo en secreto, hasta que la televisión de Malta informó que había aterrizado con su familia y guardaespaldas en la isla. Lo hizo a bordo de un avión privado, un Falcon 900 EX2, propiedad, al igual que el yate, del multimillonario Vincent Bolloré, según informó la revista «Capital» en su sitio Web.

Precisa que el yate, de 60 metros de eslora, cuenta con siete camarotes, tres de ellos dobles, y puede recibir a 12 invitados, además de los 17 tripulantes.

El alquiler de un barco de este tipo para un crucero de tres días en el Mediterráneo costaría al menos 110.000 euros, según dijo una experta del sector a la emisora France Info.

La «lujosa escapada mediterránea» del autoproclamado como abanderado de la Francia trabajadora «que se levanta temprano», «puede sorprender», al día siguiente de una elección «en la que los asuntos sociales han ocupado un amplio lugar», escribió con inquina el popular diario «Le Parisien». El periódico se preguntó si el presidente electo, que «no disimula» que le gusta el dinero, quiere imponer «un estilo a lo Tony Blair o a lo Silvio Berlusconi, sin complejos».

  • Bloqueo

    Para impedir que la prensa siguiera a Sarkozy y su familia a su salida de un lujoso hotel de la capital el lunes al mediodía, la policía bloqueó durante unos 20 minutos a todas las motos de la prensa.

    La izquierda, comprometida para las legislativas del mes que viene, intentó sacar provecho. El líder del Partido Socialista (PS) y compañero sentimental de Ségolène Royal, François Hollande, se preguntó si «es la república la que paga» las «vacaciones de multimillonario» de Sarkozy. «El problema es el estilo de sus vacaciones, el hecho de que esté en el barco de un rico empresario y no se sepa si es la república la que financia» este viaje, dijo Hollande en la cadena de televisión Canal.
  • Dejá tu comentario